6 pasos fáciles para encontrar y financiar un auto en línea

La mayoría de los compradores de auto comienzan su búsqueda en línea, comparando marcas y modelos, paquetes de características y opiniones de los clientes. Pero ¿es realmente posible comprar un auto sin pasar horas en el concesionario? Este es un vistazo a los servicios y opciones en línea que podrían permitirle personalizar su auto, determinar el precio y encontrar su financiamiento, todo esto desde la comodidad de su hogar.

1

Examine los tipos de autos

Comience por averiguar cuánto puede pagar por el auto. Si planea financiarlo, determine un pago de auto mensual que pueda pagar. Luego, busque en línea los tipos de autos que podría obtener con su presupuesto y limítese a las marcas y modelos que se ajustan a sus necesidades. Por ejemplo, si va a recorrer 60 millas ida y vuelta para el trabajo, tal vez quiera un auto sedan confiable con un buen rendimiento de gasolina por milla. Algunos sitios le permiten hacer comparaciones directas de diferentes autos, mostrándole sus características y otros factores financieros como el rendimiento de combustible. Además, podrá ver que algunos son menos costosos de asegurar o más costosos de mantener. Asegúrese de leer las opiniones de dueños de autos para tener una mejor idea de estos gastos. Conozca más sobre el recursos para la compra de un auto en línea de Bank of America.

2

Considere más que el precio de venta del concesionario

Una vez que haya encontrado el auto que desea, averigüe cuál es el precio de venta sugerido por el fabricante (MSRP), así como los impuestos y cualquier otro cargo de licencias y registro. Pero no se detenga allí. Algunos sitios web como Edmunds y Kelley Blue Book también pueden mostrarle el precio promedio que las personas pagaron en su área. Para saber si su auto está disponible en los concesionarios locales, ya no necesita visitar cada uno, o sus sitios web. Muchos sitios le permiten buscar en todo el inventario del concesionario y comparar precios.

3

Personalícelo

Revise el sitio web del fabricante del auto u otros sitios informativos para conocer las opciones para su auto y si se podrían ajustar al precio. Estas pueden ser opciones mayores, como un motor más potente, o algo más estético, como el color. Considere cuáles son las características que debe tener y que no puede vivir sin ellas. Por ejemplo, podría valer la pena pagar algo extra por una tecnología de seguridad más avanzada. Al explorar las opciones que desea, recuerde que algunos fabricantes solo le permiten comprarlas como parte de un paquete; por ejemplo, si desea navegación, tendrá que obtener un paquete mejorado que también incluya asientos de piel.

4

Obtenga un buen precio

Una vez que haya encontrado el auto que desea por un monto que se ajuste a su presupuesto, podría ponerse en contacto con otros concesionarios para obtener ofertas competitivas. Puede hacerlo por teléfono o correo electrónico, o a través del sitio web del concesionario. Enfoque sus conversaciones en el precio del auto, no en lo que está dispuesto a gastar, porque es probable que lo pueda obtener por menos que eso. Podría encontrar un concesionario que esté especialmente interesado en vender el auto en el lote, o uno que esté dispuesto a agregarle una mejora de postventa, como encendido a control remoto, para cerrar su compra. Solo asegúrese de conocer lo que está incluido en cada precio que le cotizaron y si se añadirá algo más después.

5

Busque el mejor préstamo

No acepte solamente el financiamiento que le ofrecieron en el concesionario, compare los términos y las tasas de interés de diferentes prestamistas. Si las demás condiciones son iguales, es mejor obtener un préstamo con una tasa de porcentaje anual (APR) más baja. Aunque el concesionario que tiene su auto prefiera trabajar con un prestamista en particular, usted puede escoger cualquier prestamista que desee e incluso solicitar un préstamo en línea por adelantado, si conoce el precio aproximado. No olvide restar el valor de su intercambio, si tiene uno. Obtener por adelantado la aprobación para un préstamo puede ser útil en sus negociaciones, porque así como una compra en efectivo, la aprobación de un préstamo puede ayudarle a asegurar un mejor precio.

6

Cierre el trato en persona

Con la aprobación del préstamo en mano, puede ir al concesionario sabiendo que está listo para firmar los documentos y salir con las llaves, una vez que haya revisado el auto y haya hecho la prueba de manejo, por supuesto. El concesionario completará los documentos y le ayudará a llenar otros formularios necesarios, convirtiendo un proceso que tomaba horas o días en una visita única y rápida. Sí, ¡ha llegado el momento en que comprar su auto podría ser divertido!

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 9 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 11:30 a. m. a 7:30 p. m., horario del este

    844.892.6002 Lun. a vie. de 9 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 11:30 a. m. a 7:30 p. m., horario del este
  • Programe una cita

El crédito y la garantía están sujetos a aprobación. Se aplican términos y condiciones. Esto no constituye un compromiso de préstamo. Los programas, las tasas, los términos y las condiciones están sujetos a modificación sin previo aviso. El financiamiento de auto es proporcionado por Bank of America. El contenido de compra de automóvil es proporcionado por concesionarios de automóviles a través de un sitio web proporcionado por terceros no afiliados a Bank of America y no está disponible en todos los estados. Bank of America no es responsable por ningún contenido, productos o servicios de autos.