Cómo funcionan los préstamos hipotecarios VA

Para los veteranos, los miembros en servicio activo y algunos cónyuges, los préstamos hipotecarios VA pueden ser una excelente manera de llegar a ser dueño de casa. Sin embargo, difieren en algunos aspectos clave de los préstamos hipotecarios tradicionales. Descubra si un préstamo hipotecario VA es adecuado para usted, y de ser así, lo que puede esperar.

Transcripción
Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Cerrar transcripción

Si está pensando en comprar una casa, un préstamo hipotecario de VA puede ayudarlo. Veamos qué son estos préstamos, así como también las ventajas que ofrecen en comparación con las hipotecas tradicionales.

El préstamo hipotecario de VA es un préstamo que pueden solicitar los veteranos, miembros del servicio activo y algunos cónyuges sobrevivientes. A menudo tienen mejores términos que las hipotecas tradicionales y puede ser más fácil calificar para ellos.

Hay requisitos específicos que deben cumplirse para calificar, como la duración de su servicio, que cubrimos en una lista de control adjunta.

Si califica, puede solicitar este préstamo en cualquier momento, durante o después del servicio, cuando esté buscando comprar o refinanciar su casa, siempre y cuando la casa vaya a ser su residencia principal. También puede usar un préstamo hipotecario de VA más de una vez si, por ejemplo, tiene que vender una casa y luego compra otra.

Como siempre, existen algunas excepciones. Puede consultar el sitio web del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. para saber si usted o la casa deseada podrían calificar.

Estos préstamos ofrecen beneficios que no ofrece la hipoteca tradicional, como tasas de interés posiblemente más bajas.

Dado que la VA garantiza una parte del préstamo, son menos riesgosos para los prestamistas, ya que la garantía protege al prestamista. Como resultado, los prestamistas pueden ofrecer tasas más bajas en comparación con las de una hipoteca tradicional. Cada prestamista ofrecerá distintas tasas de interés y términos para estos préstamos de la VA, así que vale la pena comparar precios para obtener la mejor oferta.

Otro posible beneficio es que generalmente no es necesario que haga un pago inicial, lo que significa que podría financiar el 100% del valor de la vivienda. En una hipoteca tradicional, los prestamistas a menudo solicitan a los prestatarios un pago inicial de, por lo menos, el 20% del valor de la vivienda.

Si no lo hacen, generalmente pagan un seguro hipotecario privado, lo que puede aumentar mucho el costo del préstamo. Pero, con un préstamo hipotecario de VA, no tiene que pagar un seguro hipotecario si no hace el pago inicial. Existen otros cargos para los préstamos de la VA, como el cargo por financiamiento, el cual analizaremos más tarde.

Pero, si no tiene ahorros para el pago inicial, no tener que pagar un seguro hipotecario probablemente le ahorrará bastante dinero. Por otro lado, no hacer el pago inicial significa que deberá pedir un préstamo más grande, lo que le generará más intereses a largo plazo.

Por ejemplo, supongamos que compra una casa por $180,000 dólares con un préstamo hipotecario de tasa fija a 30 años al 3.5% de interés.

Si no hace un pago inicial, podría pagar un total de casi $291,000 dólares por su casa durante la vigencia del préstamo. Por otro lado, si hace un pago inicial del diez por ciento, es decir, de $18,000 dólares, terminaría pagando mucho menos. Tendría pagos mensuales más bajos y pagaría unos $262,000 dólares durante la vigencia del préstamo.

Al agregar su pago inicial original de $18,000 dólares, es posible que pague un total de $280,000 dólares por la misma casa. Eso representa una diferencia de casi $11,000 dólares. Como puede observar, si realiza, aunque sea un pequeño pago inicial, podría ahorrar dinero a largo plazo.

Además de los cargos y costos de cierre tradicionales, existen dos cargos específicos para obtener un préstamo hipotecario de VA que vale la pena mencionar: el cargo por tasación y el cargo por financiamiento.

Cuando solicita un préstamo de VA, su prestamista organizará una tasación con un tasador aprobado por la VA. Esta tasación obligatoria protege tanto a su banco y a usted al asegurarse de que la casa cuenta con los requisitos inmobiliarios mínimos establecidos por la VA; básicamente, que la propiedad es segura, estructuralmente sólida y que el precio de la compra tiene un valor justo.

En la mayor parte del país, una tasación le costará entre unos $400 y $500 dólares. Puede consultar cuál es el máximo permitido del cargo por tasación para su región en va.gov. Luego, está el “cargo por financiamiento”.

Es un cargo único del préstamo que está destinado a reducir el costo del préstamo a los contribuyentes. Se cobra como un porcentaje que va del 0 al 3.3% de la cantidad total de su préstamo. Depende de muchos factores cuál es la cantidad que le cobrarán incluidos algunos detalles de su servicio militar y cuánto pagará como pago inicial de su vivienda. Cuanto menor sea el pago inicial, mayor es el cargo por financiamiento.

Este cargo puede añadirse al resto de su préstamo, para que no tenga que pagarlo de su bolsillo al cierre. Pero añadirla al resto de su préstamo significa que se acumulará interés con este cargo.

Cuando tenemos en cuenta los intereses adicionales durante la vigencia del préstamo este cargo puede ser importante. Por lo tanto, si puede costearlo, hacer un pequeño pago inicial, e incluso pagar por adelantado el cargo por financiamiento, puede ayudarle a ahorrar dinero a largo plazo.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. posee una gráfica del cargo por financiamiento que le puede ayudar a calcular el porcentaje que debe pagar en va.gov. En algunas circunstancias, es posible que sea difícil que usted califique para un préstamo hipotecario de VA así como también existen límites sobre la cantidad que puede pedir sin hacer un pago inicial.

Si posee una gran deuda en relación con el monto que gana, podría no calificar para un préstamo. Y si posee un puntaje de crédito bajo, no significa que no pueda calificar para un préstamo hipotecario de VA, pero podría no calificar con un prestamista en particular. Y como sucede con otros préstamos, cuanto mejor sea el puntaje de crédito menor será la tasa de interés que probablemente le ofrecerán.

También existen algunos límites sobre lo que puede pedir prestado. La VA no pone un límite máximo sobre el monto de dinero que puede pedir, pero existe un límite en el monto por el cual ellos son responsables. Esto puede afectar cuánto dinero le prestará un prestamista y esto puede requerir que realice un mayor pago inicial. Puede obtener más información sobre estos límites en va.gov.

También hay que mencionar que los préstamos hipotecarios de VA pueden tener un procesamiento más largo que las hipotecas tradicionales. A largo plazo, la VA puede ser un recurso de asistencia y apoyo si tiene dificultades financieras y no puede realizar los pagos mensuales del préstamo de su casa.

Ellos pueden ayudarlo a negociar con su prestamista en su nombre y ayudarlo a encontrar, si lo necesita, una alternativa a la ejecución hipotecaria. Por último, antes de comprar una casa, considere si es el momento adecuado para tener una vivienda propia.

Con los costos de comprar y vender una casa, incluidos los costos de cierre, impuestos sobre la propiedad, mantenimiento y conservación, tal vez alquilar podría ser una alternativa menos costosa si necesita mudarse próximamente.

Un préstamo hipotecario de VA puede ser un gran beneficio para aquellos que califiquen, sobre todo si desea comprar una casa, pero aún no ha podido ahorrar para el pago inicial completo.

[Gráfico legal en pantalla:
Mejores Hábitos Financieros
Creado por BANK OF AMERICA
BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2019 Bank of America Corporation]

Si está pensando en comprar una casa, un préstamo hipotecario de VA puede ayudarlo. Veamos qué son estos préstamos, así como también las ventajas que ofrecen en comparación con las hipotecas tradicionales.

El préstamo hipotecario de VA es un préstamo que pueden solicitar los veteranos, miembros del servicio activo y algunos cónyuges sobrevivientes. A menudo tienen mejores términos que las hipotecas tradicionales y puede ser más fácil calificar para ellos.

Hay requisitos específicos que deben cumplirse para calificar, como la duración de su servicio, que cubrimos en una lista de control adjunta.

Si califica, puede solicitar este préstamo en cualquier momento, durante o después del servicio, cuando esté buscando comprar o refinanciar su casa, siempre y cuando la casa vaya a ser su residencia principal. También puede usar un préstamo hipotecario de VA más de una vez si, por ejemplo, tiene que vender una casa y luego compra otra.

Como siempre, existen algunas excepciones. Puede consultar el sitio web del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. para saber si usted o la casa deseada podrían calificar.

Estos préstamos ofrecen beneficios que no ofrece la hipoteca tradicional, como tasas de interés posiblemente más bajas.

Dado que la VA garantiza una parte del préstamo, son menos riesgosos para los prestamistas, ya que la garantía protege al prestamista. Como resultado, los prestamistas pueden ofrecer tasas más bajas en comparación con las de una hipoteca tradicional. Cada prestamista ofrecerá distintas tasas de interés y términos para estos préstamos de la VA, así que vale la pena comparar precios para obtener la mejor oferta.

Otro posible beneficio es que generalmente no es necesario que haga un pago inicial, lo que significa que podría financiar el 100% del valor de la vivienda. En una hipoteca tradicional, los prestamistas a menudo solicitan a los prestatarios un pago inicial de, por lo menos, el 20% del valor de la vivienda.

Si no lo hacen, generalmente pagan un seguro hipotecario privado, lo que puede aumentar mucho el costo del préstamo. Pero, con un préstamo hipotecario de VA, no tiene que pagar un seguro hipotecario si no hace el pago inicial. Existen otros cargos para los préstamos de la VA, como el cargo por financiamiento, el cual analizaremos más tarde.

Pero, si no tiene ahorros para el pago inicial, no tener que pagar un seguro hipotecario probablemente le ahorrará bastante dinero. Por otro lado, no hacer el pago inicial significa que deberá pedir un préstamo más grande, lo que le generará más intereses a largo plazo.

Por ejemplo, supongamos que compra una casa por $180,000 dólares con un préstamo hipotecario de tasa fija a 30 años al 3.5% de interés.

Si no hace un pago inicial, podría pagar un total de casi $291,000 dólares por su casa durante la vigencia del préstamo. Por otro lado, si hace un pago inicial del diez por ciento, es decir, de $18,000 dólares, terminaría pagando mucho menos. Tendría pagos mensuales más bajos y pagaría unos $262,000 dólares durante la vigencia del préstamo.

Al agregar su pago inicial original de $18,000 dólares, es posible que pague un total de $280,000 dólares por la misma casa. Eso representa una diferencia de casi $11,000 dólares. Como puede observar, si realiza, aunque sea un pequeño pago inicial, podría ahorrar dinero a largo plazo.

Además de los cargos y costos de cierre tradicionales, existen dos cargos específicos para obtener un préstamo hipotecario de VA que vale la pena mencionar: el cargo por tasación y el cargo por financiamiento.

Cuando solicita un préstamo de VA, su prestamista organizará una tasación con un tasador aprobado por la VA. Esta tasación obligatoria protege tanto a su banco y a usted al asegurarse de que la casa cuenta con los requisitos inmobiliarios mínimos establecidos por la VA; básicamente, que la propiedad es segura, estructuralmente sólida y que el precio de la compra tiene un valor justo.

En la mayor parte del país, una tasación le costará entre unos $400 y $500 dólares. Puede consultar cuál es el máximo permitido del cargo por tasación para su región en va.gov. Luego, está el “cargo por financiamiento”.

Es un cargo único del préstamo que está destinado a reducir el costo del préstamo a los contribuyentes. Se cobra como un porcentaje que va del 0 al 3.3% de la cantidad total de su préstamo. Depende de muchos factores cuál es la cantidad que le cobrarán incluidos algunos detalles de su servicio militar y cuánto pagará como pago inicial de su vivienda. Cuanto menor sea el pago inicial, mayor es el cargo por financiamiento.

Este cargo puede añadirse al resto de su préstamo, para que no tenga que pagarlo de su bolsillo al cierre. Pero añadirla al resto de su préstamo significa que se acumulará interés con este cargo.

Cuando tenemos en cuenta los intereses adicionales durante la vigencia del préstamo este cargo puede ser importante. Por lo tanto, si puede costearlo, hacer un pequeño pago inicial, e incluso pagar por adelantado el cargo por financiamiento, puede ayudarle a ahorrar dinero a largo plazo.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. posee una gráfica del cargo por financiamiento que le puede ayudar a calcular el porcentaje que debe pagar en va.gov. En algunas circunstancias, es posible que sea difícil que usted califique para un préstamo hipotecario de VA así como también existen límites sobre la cantidad que puede pedir sin hacer un pago inicial.

Si posee una gran deuda en relación con el monto que gana, podría no calificar para un préstamo. Y si posee un puntaje de crédito bajo, no significa que no pueda calificar para un préstamo hipotecario de VA, pero podría no calificar con un prestamista en particular. Y como sucede con otros préstamos, cuanto mejor sea el puntaje de crédito menor será la tasa de interés que probablemente le ofrecerán.

También existen algunos límites sobre lo que puede pedir prestado. La VA no pone un límite máximo sobre el monto de dinero que puede pedir, pero existe un límite en el monto por el cual ellos son responsables. Esto puede afectar cuánto dinero le prestará un prestamista y esto puede requerir que realice un mayor pago inicial. Puede obtener más información sobre estos límites en va.gov.

También hay que mencionar que los préstamos hipotecarios de VA pueden tener un procesamiento más largo que las hipotecas tradicionales. A largo plazo, la VA puede ser un recurso de asistencia y apoyo si tiene dificultades financieras y no puede realizar los pagos mensuales del préstamo de su casa.

Ellos pueden ayudarlo a negociar con su prestamista en su nombre y ayudarlo a encontrar, si lo necesita, una alternativa a la ejecución hipotecaria. Por último, antes de comprar una casa, considere si es el momento adecuado para tener una vivienda propia.

Con los costos de comprar y vender una casa, incluidos los costos de cierre, impuestos sobre la propiedad, mantenimiento y conservación, tal vez alquilar podría ser una alternativa menos costosa si necesita mudarse próximamente.

Un préstamo hipotecario de VA puede ser un gran beneficio para aquellos que califiquen, sobre todo si desea comprar una casa, pero aún no ha podido ahorrar para el pago inicial completo.

[Gráfico legal en pantalla:
Mejores Hábitos Financieros
Creado por BANK OF AMERICA
BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2019 Bank of America Corporation]

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a 10 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este

    800.763.6798 Lun. a vie. de 8 a. m. a 10 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este
  • Programe una cita