Gastar en los hijos: cómo ayuda decirles que no

Es comprensible que se sienta tentado a gastar de más en su hijos, ya sea en algo que usted quiera para ellos, como lecciones privadas de tenis, o algo que ellos quieran, como ropa de moda o lo último en electrónicos. Pero cuando decimos que sí hoy, es importante recordar que siempre hay ventajas y desventajas. ¿Podría ser que lo que gasta ahora, sin un plan o un límite, estuviera perjudicando permanentemente su futuro financiero, o estropeando su capacidad para hacer algo más importante para su familia en el futuro?

“Caemos en la trampa de gastar en cosas materiales o en actividades extracurriculares porque es fácil decir 'así es como vivimos nuestra vida', sin pensar cómo afecta todo esto a nuestro panorama financiero general”, dice Chris Vale, vicepresidente sénior de productos y soluciones de Merrill Edge. “Los gastos discrecionales de lo que ‘queremos’, como una subscripción premium a un canal de televisión por cable de primera, pueden convertirse rápidamente en lo que llamamos ‘necesidades’ que son difíciles de dejar”.

Planifique sus gastos teniendo en cuenta el largo plazo

Para evitar esa trampa y encontrar límites razonables de gastos, es conveniente tomar en cuenta sus metas a largo plazo más importantes. De hecho, no hay mejor incentivo que darse cuenta de que está privando a su familia de algo realmente importante debido a una compra impulsiva y equivocada para sus hijos hoy. Tome como ejemplo la jubilación. La familia estadounidense promedio puede llegar a gastar hasta $245,000 para criar a un hijo hasta graduarse de la escuela secundaria. Sin embargo, la jubilación promedio puede costar tres veces más que esa cantidad, lo cual es algo que muchos no se dan cuenta, según el estudio en tendencias de la jubilación de Merrill Lynch/Age Wave de 2017. Ese es el tipo de brecha en la realidad que de verdad reafirma la necesidad de establecer una estrategia de gastos familiares más eficiente.

“¿Está dispuesto a pagar más tiempo de hockey sobre hielo, pero no paga un seguro de vida?” pregunta Vale. Recuerde que proveer estabilidad financiera a toda su familia es una de las cosas más importantes que puede hacer por sus hijos y por usted mismo. Antes de gastar más en los “deseos”, considere estas estrategias financieras que pueden ser esenciales para toda la familia:

  • Proteja a su familia con un fondo para emergencias que estará disponible cuando cualquiera de ustedes lo necesite. Al ayudarle a cubrir gastos inesperados o sacar de apuros a la familia si el ingreso familiar disminuye temporalmente, este fondo puede ser un frente principal de defensa. Los expertos recomiendan mantener disponible de tres a nueve meses de gastos, dependiendo de sus circunstancias.
  • Aumente el presupuesto familiar al pagar sus tarjetas de crédito y otras deudas con un interés alto. Usted puede liberar dinero en efectivo para las necesidades a corto o largo plazo de los hijos y los padres, si puede evitar pagar las tasas de interés más altas que las tarjetas de crédito cobran normalmente. Encárguese primero de esos saldos de tarjetas, antes de pasar a los préstamos con interés bajo, como los de automóvil, vivienda y para estudiantes.
  • Aproveche al máximo la igualación de fondos para la jubilación, si su empleador ofrece alguna. Además, hacer la contribución máxima antes de impuestos puede ayudarle a mantenerse en el camino correcto hacia la jubilación, dependiendo de su edad y su situación financiera. Su indipendencia financiera durante la jubilación puede ser significativa para sus hijos más adelante.
  • Contribuya lo más que pueda en las cuentas de la universidad de sus hijos. Al hacerlo ahora, usted podrá reducir las presiones financieras más adelante, cuando tal vez tenga menos capacidad o intención de asumir los gastos de matrícula y de vivienda.
  • Tenga un buen seguro de vida que respalde las necesidades de su hogar. Nada podría ser más importante para el futuro de sus hijos que estar seguro de que podrá retribuir las contribuciones financieras de los que ganan el sustento de su familia.

Establezca un plan de gastos que motive a toda la familia

Una vez que establezca estos elementos para una solidez financiera familiar, podría comenzar a destinar dinero para otras prioridades de ahorro, como un viaje en familia o una piscina. Como cualquier otro gran plan, funcionará mejor si lo comparte y obtiene la aprobación de todos lo que están involucrados. Así que reúnase con su familia para hablar de los detalles del presupuesto del hogar, escoja las prioridades de gastos clave y establezca metas de ahorros a largo plazo. Ponga por escrito esas metas y colóquelas en el refrigerador o en algún lugar donde todos puedan verlas. Se trata de mantenerse encaminado, y esto le ayudará a crear más momentos donde la mejor respuesta para el futuro financiero de su familia sea decir “sí” con confianza.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita