Reclamo del Seguro Social: 5 cosas importantes a considerar

Para la mayoría de los trabajadores y sus cónyuges, el Seguro Social proporciona un flujo constante de ingresos durante la jubilación. Pero, ¿sabía que la edad en la que comienza a recibir beneficios afecta el monto de su cheque mensual? Para determinar la mejor estrategia para aprovechar al máximo sus beneficios del Seguro Social, necesita evaluar las reglas junto con sus necesidades y circunstancias. Considere estos consejos para reclamar los beneficios.

1

Esperar tiene sus ventajas

Usted califica para beneficios del Seguro Social a la edad de 62 años. Aunque tenga la tentación de comenzar a recibir estos cheques lo más pronto posible, reclamar su beneficio inmediatamente no siempre es la mejor opción. De hecho, a los 62 años el cheque es 25 por ciento menor a que si espera hasta la edad plena de jubilación (66 o 67, dependiendo del año en que nació). Además, por cada año que espere para reclamar, más allá de su edad plena de jubilación, puede conseguir hasta un 8 por ciento adicional de beneficios por año. Para obtener información sobre el Seguro Social vea este video (solo se ofrece en inglés) de Merrill Edge.

2

Tome en cuenta su salud e historial familiar

Aunque esperar para recibir los beneficios del Seguro Social le permite obtener un cheque mensual de una cantidad mayor, ¿qué tal si sufre de una enfermedad grave o no espera disfrutar de una larga vida? Esta no es una pregunta fácil de hacer, pero es una parte crucial en su decisión. Mientras más años viva, más dinero necesita aportar para su jubilación.

Si todos sus familiares vivieran hasta los 99 años, (y suponiendo que usted también), la decisión de retrasar su jubilación para recibir un pago mayor del Seguro Social podría valer la pena. Sin embargo, sería más lógico pedir su beneficio a una edad más temprana si tiene un trabajo físicamente exigente, o si le preocupa su historial familiar o sus problemas médicos personales.

3

Comprenda su tolerancia al riesgo

A diferencia de las inversiones, el beneficio de su Seguro Social provee un flujo garantizado de ingresos que aumenta a medida que sube el costo de vida. Si retrasa el tiempo para recibir su beneficio hasta que tenga mayor edad, su cheque del Seguro Social se convierte en un mayor porcentaje de sus ingresos, por lo que no tendrá que preocuparse demasiado por la inflación, las ganancias del mercado de valores o cuánto durarán sus ahorros.

Esto hace que el esperar sea una estrategia particularmente buena para aquellos con tolerancia al riesgo baja, es decir, aquellos que no pueden arriesgar la posibilidad de perder dinero en una inversión. Por ejemplo, es importante tener en cuenta si no tendrá otras fuentes de ingresos, como una pensión, o retiros de otras cuentas de inversión de jubilación, como una cuenta IRA, a la hora de decidir cuándo solicitar el Seguro Social. Para más información sobre cómo desarrollar una estrategia de jubilación, (solo se ofrece en inglés) vea el resumen de distintas consideraciones de Merrill Edge.

4

Su estado civil es importante

Si es casado y usted y su cónyuge califican para obtener beneficios del Seguro Social, puede optar por reclamarlos en diferentes momentos. Podría tener más sentido que ambos esperen, o que uno comience a reclamar los beneficios a los 62 años, mientras el otro lo pospone hasta cumplir los 70 años.

Cuando una pareja con dos ingresos aplaza los beneficios hasta que cada uno cumpla 70 años, podrían incrementar sus beneficios mancomunados de por vida por más de 20 por ciento, comparado con lo que recibirían si cada uno reclamara sus beneficios al cumplir 62 años.

5

Preste atención a la diferencia entre ingresos

Aunque comprenda los beneficios de retrasar el reclamo de su Seguro Social, tal vez se pregunte cómo se sostendrá durante los 62 y 70 años de edad. Si tiene otra fuente garantizada de ingreso (como una pensión), puede ser más fácil. De lo contrario, necesitará trabajar por más tiempo para incrementar sus ahorros o ahorrar más para cubrir los gastos mensuales durante esos años. Para obtener más información, vea estos consejos sobre cómo incrementar sus ahorros para la jubilación (solo se ofrece en inglés) de Merrill Edge.

Es probable que haya trabajado arduamente para sus beneficios del Seguro Social, y su primer instinto puede ser tomarlos en cuanto califique. Pero si puede retrasarlos y depender de otros ingresos por algunos años, eso podría marcar una gran diferencia en su jubilación.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita

Merrill Edge is available through Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated (MLPF&S), and consists of the Merrill Edge Advisory Center (investment guidance) and self-directed online investing.

Los productos bancarios son suministrados por Bank of America, N.A. y bancos afiliados, Miembros de FDIC y subsidiarias en propiedad absoluta de Bank of America Corporation.

Investment products:

Are Not FDIC

Insured

Are Not Bank

Guaranteed

May Lose

Value


MLPF&S is a registered broker-dealer, Member SIPC and a wholly owned subsidiary of Bank of America Corporation.