Ir al contenido principal

Administrar las finanzas de sus padres: 8 pasos útiles para el proceso de transición

Sepa cómo puede ayudar y cuándo es el momento adecuado para comenzar a hacerlo

Tarde o temprano llegará el momento en que sus padres ya no puedan encargarse de sus propias responsabilidades financieras, y puede ser difícil para ellos pedir ayuda, incluso si la necesitan. Pero con una estrategia sensible, usted puede trabajar con sus padres poco a poco y lograr que el proceso sea lo más cómodo posible. Aquí se presentan ocho pasos para hacerse cargo de la administración de las finanzas de sus padres.

1

Inicie la conversación con anticipación

Es posible que tome algún tiempo hasta que sus padres necesiten ayuda, pero comience la conversación ahora. Por ejemplo, considere hablar con sus padres sobre quién se encargará de sus asuntos si surge algún problema. El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA) recomienda que los padres den un consentimiento escrito por adelantado a un miembro de la familia designado para que pueda tratar los asuntos personales de uno de los padres con profesionales clave, como médicos, agentes financieros y representantes de Medicare. Sin este tipo de preplanificación, las leyes de privacidad pueden impedir conversaciones importantes.

Iniciar un diálogo constante le ayudará a comprender su panorama financiero, y usted tendrá un mejor entendimiento de su grado necesario de participación a largo plazo.

2

Haga cambios graduales en la medida de lo posible

En lugar de apresurarse a encargarse de las finanzas de sus padres, aumente su ayuda poco a poco según sea necesario. Por ejemplo, si ha tomado la responsabilidad de hacer los cheques, comiencen por hacerlo juntos. Este tipo de estrategia gradual y sensible les permite a ellos (y a usted) tener tiempo para acostumbrarse a los nuevos arreglos.

3

Haga un inventario de los documentos financieros y legales

Haga una lista de los contactos de sus padres, números de cuenta y lugares donde guardan los documentos legales, como partidas de nacimiento, pólizas de seguro, escrituras y testamentos. Compruebe que todo esté vigente y actualizado, y que todas las cuentas estén en regla. Ya sea que esté reuniendo esta información o anotando el lugar donde sus padres la han guardado, asegúrese de que cualquier información confidencial esté en un lugar seguro.

4

Simplifique las cuentas y encárguese de las tareas financieras

Una vez que todo esté organizado, observe detenidamente cualquier ingreso que sus padres tengan, como de jubilación o de ahorros, y si es posible, cambie estas vías de ingresos a depósitos directos. Esto garantizará que el dinero de sus padres vaya a sus cuentas si surge algún problema que no les permita (o que olviden) hacer un depósito. Si pagar cuentas es estresante para ellos, considere establecer pagos de cuentas en línea para que todo se pague automáticamente cada mes.

5

Considere hacer un poder legal

Un poder legal es un documento, firmado por un adulto con plenas facultades mentales, que confiere a otra persona el derecho de tomar decisiones en su nombre. Existen diversos tipos de poderes legales, que abarcan la toma de decisiones financieras, médicas o generales, y se pueden otorgar temporalmente, limitados a determinadas circunstancias o más amplios. Llevar a cabo un poder legal con sus padres asegura que usted tendrá la autoridad legal para tomar decisiones importantes cuando ellos no lo puedan hacer. Contacte a un abogado especialista en leyes relacionadas a personas de edad avanzada para ayudar a redactar un poder legal que se ajuste a sus necesidades.

6

Comunique y documente sus pasos

Mantenga informados a sus seres queridos sobre lo que está sucediendo, especialmente a sus hermanos y a los de sus padres. Los familiares pueden ser una valiosa fuente de apoyo, y una buena vía de comunicación puede disminuir el riesgo de malentendidos. Manejar las finanzas de sus padres de edad avanzada puede ser agotador, pero no necesita hacerlo solo.

7

Mantenga sus finanzas separadas

No es una buena idea mezclar sus finanzas con las de sus padres, aunque parezca conveniente. Utilizar su dinero para ayudar a sus padres puede ser una pendiente peligrosa, y usted siempre debería mantener sus activos y fondos personales separados. Es importante que no ponga en riesgo sus propias metas de jubilación o de ahorros al ayudar a sus padres.

8

Reconozca las señales

Si ha hablado con sus padres con anticipación, seguramente tiene un plan preparado de cómo ayudarlos cuando lo necesiten. Pero saber cuándo es apropiado o necesario intervenir puede ser un desafío. Estas señales pueden darle un indicio.

Compras inusuales: preste atención si sus padres de pronto compran cosas que no van de acuerdo a sus necesidades o a su estilo de vida, o si comienzan a participar en varios concursos o sorteos. Este comportamiento puede salirse rápidamente fuera de control, y con frecuencia las personas de edad avanzada son vulnerables a las estafas

Acumulación de correo sin abrir: el correo acumulado puede ser una señal de que sus padres están haciendo compras inusuales, atrasándose en los pagos de sus cuentas o participando en sorteos.

Siempre se quejan acerca del dinero: desde decir que no tienen dinero suficiente hasta evitar actividades que ellos creen que los priva de algo, si sus padres únicamente hablan de dinero cuando está con ellos, esto podría indicar que hay un problema.

Complicaciones físicas: la pérdida de la vista puede hacer que sea difícil manejar al banco, y la artritis puede causar que hacer cheques o poner direcciones en los sobres sea una tarea dolorosa. Si cree que algunas actividades se están convirtiendo en un desafío, puede ser una señal de que necesitan ayuda.

Problemas de la memoria: pausas cognitivas, desde no saber qué fecha es hasta no recordar dónde se escribe la cantidad en un cheque, pueden ser un gran indicador de que es hora de intervenir y ayudar.

Si inició la conversación con anticipación, sabrá qué hacer cuando surjan estas señales. Si necesita ayuda, hay varias fuentes disponibles, incluidos el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento y la Alianza Nacional de Cuidadores (solo se ofrece en inglés).

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material proporcionado en este sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America Corporation y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este material no se actualiza de forma periódica por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. ©2023 Bank of America Corporation.

A continuación

Contáctenos