7 estrategias para vivir con un solo ingreso

¿Está pensando en hacer la transición de varios cheques del pago de sueldo a vivir con un solo ingreso? Estos consejos pueden ayudarle.

Digamos que decide que es mejor para su familia pasar de dos proveedores a uno solo. Eso permitiría que uno de ustedes se hiciera cargo de la mayor parte del cuidado de los niños, administrar otro tipo de obligaciones familiares, o incluso regresar a la escuela. Tal vez quiera unirse a los muchos estadounidenses que han hecho la transición exitosa con la ayuda de un presupuesto y ahorros creativos. Antes de tomar la decisión de vivir con un solo ingreso, considere los siguientes pasos.

1

Tenga un fondo para emergencias

Tener un fondo sustancioso para emergencias puede reducir la ansiedad de vivir con un solo ingreso. También puede ayudarle a protegerse contra gastos inesperados como costos médicos o reparaciones imprevistas de casa o auto. Lo ideal sería que su fondo contara con lo suficiente para cubrir de seis a nueve meses de gastos básicos al momento que se reduzca a un solo ingreso. Para lograr esto, mientras ambos estén trabajando, configure su depósito directo para asignar una parte de sus cheques del pago de sueldo a su cuenta de ahorros y el resto a su cuenta de cheques. Esto puede ayudarle a alcanzar sus metas de ahorro más rápido y es un buen primer paso hacia el aprendizaje de cómo controlar los gastos de manera que pueda vivir con menos ingresos. También necesitará tomar algunas decisiones importantes acerca de lo que puede eliminar de sus gastos básicos para ayudarle a prepararse (vea el paso No. 2 para guiarse). Ingrese a la calculadora para ahorros a corto plazo de Bank of America para obtener ayuda sobre cuánto necesita ahorrar cada mes para su fondo para emergencias.

2

Establezca un nuevo presupuesto

Determinar su nuevo presupuesto mensual puede ayudarle a realizar los ajustes necesarios antes de pasar a un solo sueldo. Asegúrese de calcular cuánto ahorrará al eliminar los gastos relacionados con el trabajo, como viajes al trabajo, tintorería y almuerzos, así como otros gastos que ya no tendrá, como el cuidado de niños. Más allá de sus necesidades diarias, también es importante tener en cuenta su plan de ahorros dentro de su presupuesto. Debería seguir ahorrando para metas a largo plazo como la jubilación. Si está casado, el cónyuge que trabaja puede seguir contribuyendo a su plan patrocinado por el empleador, mientras que el que no trabaja puede calificar por separado para una cuenta IRA conyugal con ventajas fiscales. Las herramientas como la Calculadora de retiro personal de Merrill Edge® (solo se ofrece en inglés) pueden ayudarle a determinar sus metas de ahorro para la jubilación.

3

Empiece pronto a recortar gastos

Ahora que ha determinado cuánto dinero llevará a casa y cuánto va a ahorrar en los gastos relacionados con el trabajo, ya tiene una mejor idea acerca de los recortes de gastos que necesita hacer. Imprima una lista de todos sus gastos mensuales, marque todo lo que no necesita y empiece a hacer recortes. Dependiendo de su situación, esto puede incluir desde cancelar la membresía de gimnasio y el cable hasta vender el segundo auto o mudarse a una vivienda menos costosa. Estos procesos pueden llevarse meses, así que no espere mucho para empezar.

4

Pague deudas

Una deuda con intereses altos en una tarjeta de crédito, en un auto o un préstamo escolar, puede desbalancear un presupuesto, y a menudo hace que vivir con un solo ingreso sea poco práctico. Considere la posibilidad de retrasar el plan si esto significa que disminuirá su deuda de aquí en adelante. Calcule cuánto tiempo le tomará pagar el monto de la deuda mientras siga contando con el ingreso de dos sueldos. Asegúrese de tener en cuenta el dinero extra que ha ahorrado gracias a los cortes que hizo en el paso 3.

5

Considere la retención de impuestos

Vea su retención del impuesto sobre la renta para saber si puede ajustarlo, dado a que su ingreso anual es menor. Tal vez pueda aumentar sus asignaciones, lo que significa que tendrá menor retención de dinero retenido de su cheque de pago cada mes. Si no está seguro de que sea necesario ajustar su retención, puede consultar a un profesional en impuestos o comunicarse directamente con el Servicio de Impuestos Internos (IRS). Asegúrese de ajustar su presupuesto según corresponda si los cambios de retención afectan su ingreso neto.

6

Aproveche su tiempo y su dinero

Si bien su familia no recibirá la misma cantidad de dinero, habrá más tiempo para dedicar a actividades con sus hijos, un nuevo pasatiempo o mejoras a la casa. Si había contratado ayuda con los quehaceres domésticos, mantenimiento del jardín o cuidado de los niños, o si tenía que salir a almorzar o a cenar porque nadie tenía tiempo para cocinar, tal vez ya no sea necesario. Pero mucha gente no quiere desconectarse completamente del mundo laboral. Si planea regresar a trabajar en el futuro, es buena idea mantenerse profesionalmente activo. Manténgase en contacto con su red de contactos: un poco de trabajo independiente o de consultoría puede mantenerlo presente y generar un poco de dinero extra.

7

Determine cómo va a administrar las finanzas

Algunas familias deciden que aquel que tiene más tiempo debe encargarse del dinero, mientras que otros prefieren que ambos integrantes de la pareja estén involucrados. Deberán revisar las cuentas bancarias como parte de este proceso. Algunas parejas mantienen una cuenta de cheques conjunta, y otras sienten que es más fácil dar seguimiento a las finanzas al tener dos cuentas de cheques vinculadas para realizar transferencias fácilmente. Es recomendable seguir ahorrando parte del ingreso familiar: establecer depósito directo o transferencias automáticas desde una cuenta de cheques a una cuenta de ahorros puede facilitarlo. Cualquiera que sea el sistema que mejor le funcione, es importante que el integrante de la pareja que no trabaje tenga acceso a los fondos.

Una vez que haya seguido estos siete pasos, tendrá un mejor panorama de cómo podría ser su futuro financiero. Recuerde: si bien la transición a vivir con un solo ingreso puede ser intimidante, le sorprendería lo que se puede lograr con preparación y un plan estratégico.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita

Merrill Edge is available through Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated (MLPF&S), and consists of the Merrill Edge Advisory Center (investment guidance) and self-directed online investing.

Los productos bancarios son suministrados por Bank of America, N.A. y bancos afiliados, Miembros de FDIC y subsidiarias en propiedad absoluta de Bank of America Corporation.

Investment products:

Are Not
FDIC Insured

Are Not
Bank Guaranteed

May Lose Value

MLPF&S is a registered broker-dealer, Member SIPC and a wholly owned subsidiary of Bank of America Corporation.

Ni Bank of America Corporation, sus filiales o sus asesores financieros proporcionan asesoramiento legal, fiscal o contable. Debe consultar con sus propios asesores legales o fiscales antes de tomar cualquier decisión financiera.