Ir al contenido principal

Contenido relacionado

Cerrar guardar Guardar
Guardado en Mis prioridades

Cómo abrir y usar cuentas de ahorros para niños

El conocimiento que sus hijos adquieren puede ayudarles a aumentar su confianza sobre las finanzas

Lectura, 5 minutos

Durante generaciones, los niños han aprendido los conceptos básicos sobre el dinero a través de una cuenta de ahorros. Abrir una cuenta a nombre de su hijo puede ser útil para que este entienda lo importante que es ahorrar dinero para el futuro. Los niños pueden sentirse orgullosos de ver cómo aumenta el saldo, establecer metas para compras especiales y conocer el valor del interés compuesto.

Es posible que algunos bancos requieran que los niños tengan cierta edad antes de abrir una cuenta, mientras que otros no tienen restricciones de ese tipo. Muchos expertos piensan que a la edad de 9 años un niño es lo suficientemente maduro como para pasar de una alcancía a una cuenta de ahorros.

Cómo abrir una cuenta de ahorros para su hijo

Antes de abrir la cuenta, querrá revisar las tasas de interés, los cargos de mantenimiento mensual y los requisitos de depósito y saldo mínimo para abrir la cuenta. La mayoría de los bancos le pedirán al menos uno de los siguientes documentos de su hijo:

Acta de nacimiento

Tarjeta del Seguro Social

Registros de vacunación

Identificación escolar con fotografía

Pasaporte

Licencia de conducir

Algunas instituciones financieras le permitirán abrir la cuenta en línea y cargar los documentos. Otras requieren que uno de los padres tenga una cuenta existente antes de abrir una para un niño.

El artículo sigue a continuación

Contenido relacionado

¿Qué cuenta de ahorros se ajusta a las necesidades de su hijo?

Considere qué tanto acceso al dinero necesitará y si desea que la cuenta incluya inversiones, como fondos mutuos. Estos son los tipos comunes de cuentas de ahorros que pueden beneficiar a los niños:

Cuentas de ahorros para jóvenes

Las cuentas de ahorros para jóvenes son parecidas a las de adultos, pero, por lo general, ofrecen saldos mínimos más bajos y cargos de mantenimiento menos costosos. Usted y su hijo tendrán la titularidad de la cuenta de manera mancomunada, y usted podrá monitorear la actividad de la cuenta y hacer retiros y depósitos.

Su hijo también tendrá acceso a la cuenta. La mayoría de las instituciones financieras les permiten a los padres establecer límites específicos sobre cuánto dinero de la cuenta puede usar el niño. Por ejemplo, puede decidir permitir que su hijo solo haga depósitos o limitar el número de retiros y la cantidad de dinero que retira.

Una vez que su hijo alcance la mayoría de edad o una edad establecida por la institución financiera, usted podrá transferir la titularidad de la cuenta.

Consejo rápido

Anime a su hijo a depositar regularmente en la cuenta de ahorros una parte de su mesada y del dinero que reciba como regalo de familiares. Usted puede ofrecer un incentivo adicional por ahorrar al igualar sus contribuciones hasta una cierta cantidad de dólares.

Cuentas de ahorros de custodia

Estas cuentas las abre uno de los padres o de los abuelos a beneficio de un hijo o un nieto. Están amparadas por la Ley Uniforme de Donaciones a Menores (Uniform Gift to Minors Act o UGMA) o la Ley Uniforme de Transferencias a Menores (Uniform Transfers to Minors Act o UTMA), y las contribuciones se pueden invertir en acciones, bonos, fondos mutuos y otros valores.

Como custodio de la cuenta, usted la administra, pero el dinero pertenece a su hijo. Usted será responsable de transferir los activos a su hijo cuando alcance la edad establecida por su estado, por lo general, entre 18 y 21 años. Usted puede retirar dinero de la cuenta antes de ese momento, siempre y cuando lo use directamente para el beneficio de su hijo. Por ejemplo, para pagar la matrícula del campamento de verano, contratar un tutor o contribuir para comprar el primer auto.

Las cuentas de ahorros de custodia pueden ofrecer beneficios fiscales sobre los ingresos de inversión. Al mismo tiempo, pueden limitar la elegibilidad de un niño para recibir ayuda financiera federal para la universidad basada en la necesidad. Además, si las contribuciones a la cuenta superan cierta cantidad tal vez tenga que pagar un impuesto sobre donaciones. Antes de abrir este tipo de cuenta, hable con un profesional en impuestos y revise detenidamente las consideraciones de impuestos y de ayuda financiera para usted y su hijo.

¿Sabía que…?

El “impuesto para niños” ofrece un descuento fiscal sobre los ingresos de inversión de un niño hasta una cierta cantidad, la cual cambia cada año. Para el año fiscal 2023, es de $2,300. Cualquier ingreso de inversión por encima de ese límite se grava con la tasa de impuesto de los padres. Obtenga más información del IRS.

Plan de ahorro 529 para la educación

Un plan de ahorro 529 para la educación puede ser una excelente manera de comenzar a planificar para los futuros gastos de educación de su hijo. Es una cuenta con beneficios fiscales que le ayuda a invertir con anticipación para que la universidad sea más asequible en el futuro.

Por lo general, los planes 529 ofrecen una combinación de opciones de inversión, además de maneras convenientes de aportar fondos. Las contribuciones aumentan sin impuestos federales, y posiblemente, estatales. También puede calificar para una deducción de impuestos estatales por las contribuciones realizadas al plan 529 de su estado de origen.

Los retiros no están sujetos a impuestos por el gobierno federal y es posible que no estén sujetos a impuestos por su estado si se usan para gastos de educación que califiquen. Los gastos que califican incluyen costos universitarios, matrícula de escuelas privadas K-12 ($10,000 al año), pagos de préstamos para estudiantes (límite vitalicio de $10,000) y ciertos costos relacionados con los programas de formación profesional1.

Si usa retiros para gastos que no califiquen, la porción de las ganancias puede estar sujeta al impuesto federal sobre ingresos y a un impuesto federal adicional del 10%, así como de impuestos sobre ingresos estatales y locales. El impuesto adicional no se aplica si el beneficiario fallece, tiene alguna discapacidad, asiste a una academia militar o si recibe una beca, siempre y cuando el retiro no exceda el monto de la beca.

Cómo se comparan los planes de ahorros

Cuenta de ahorros para jóvenes
Cuenta de ahorros de custodia
Plan 529 para la universidad
¿Quién es el titular?
¿Quién es el titular?

Padre e hijo de manera conjunta

El padre como custodio del niño

El padre u otro adulto; el niño es el beneficiario

¿Quién es el administrador?
¿Quién es el administrador?

Padre e hijo de manera conjunta

El padre hasta que el niño sea adulto

El adulto titular del plan

¿Tiene límites de uso?
¿Tiene límites de uso?

El padre puede limitar el acceso del niño a la cuenta

Debe usarse para el beneficio directo del niño

Debe usarse para la educación para evitar impuestos

¿Paga impuestos?
¿Paga impuestos?

Los ingresos por concepto de intereses están sujetos a impuestos

Los ingresos por inversiones están sujetos a impuestos

Los retiros son libres de impuestos si se usan para pagar gastos de educación superior que califiquen

Cómo promueven las cuentas de ahorros para niños los buenos hábitos financieros

Cualquiera de estas cuentas de ahorros puede ofrecer una manera fácil y práctica de aumentar el conocimiento financiero de su hijo. Es posible que desee una cuenta que ofrezca acceso a aplicaciones móviles para que los niños puedan ver fácilmente sus cuentas. Además, podría ver si el banco ofrece herramientas de aprendizaje en línea que puedan ayudar a los niños a mejorar sus habilidades para administrar sus finanzas.

También puede usar las cuentas de ahorros para ayudar a su hijo a:

Establecer un presupuesto y fijar metas de ahorros

Conocer conceptos básicos sobre el dinero, como la manera en que se acumulan los intereses

Descubrir herramientas financieras más sofisticadas, como cuentas de cheques

Aprender a usar aplicaciones bancarias en línea y móviles

Ahorrar puede unirlos a usted y a su hijo, le da más confianza para afrontar el mundo y le ofrece a usted la oportunidad de ayudarle a construir una base sólida para su futuro financiero.

Para calificar para el trato fiscal favorable que se otorga a la porción de ganancias de un retiro de una cuenta de la sección 529, el retiro debe usarse para “gastos para educación superior que califican”, como lo define el Código del Servicio de Impuestos Internos. La porción de las ganancias de un retiro que no se use para tales gastos está sujeta a impuestos federales sobre ingresos y es posible que esté sujeta a un impuesto federal adicional del 10%, además de impuestos estatales y locales sobre ingresos aplicables. El impuesto adicional se exime bajo ciertas circunstancias. El beneficiario debe asistir al menos a tiempo parcial a una institución educativa que califique para que el alojamiento y la comida se consideren un gasto de educación superior que califica, y está sujeto a limitaciones. Las instituciones deben calificar para participar en programas federales de ayuda financiera para estudiantes. Algunas instituciones extranjeras califican. También puede tomar de una de las cuentas 529 una distribución federal libre de impuestos sobre ingresos de hasta $10,000 por año calendario por beneficiario de todas las cuentas 529, para ayudar a pagar la matrícula en una escuela pública primaria o secundaria, privada o religiosa. Los gastos de educación superior que califican ahora incluyen gastos por cargos, libros, suministros y equipos requeridos para la participación de un beneficiario designado en un programa de formación profesional registrado y certificado por la Secretaría de Trabajo (Secretary of Labor) en virtud de la Ley Nacional de Aprendizaje (National Apprenticeship Act), y las cantidades pagadas como principal o interés en cualquier préstamo de educación que califica del beneficiario designado o hermano del beneficiario designado, hasta un máximo vitalicio de $10,000 por persona. Las distribuciones con respecto a los préstamos de un hermano del beneficiario designado contarán para el límite vitalicio del hermano, no del beneficiario designado. Dichos reembolsos pueden afectar la deducción de intereses de préstamos para estudiantes. El trato fiscal estatal puede variar para las distribuciones que se usan para pagar la matrícula en relación con la inscripción o la asistencia a una escuela pública primaria o secundaria, privada o religiosa, los gastos de formación profesional y el pago de préstamos educativos que califican.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material proporcionado en este sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America Corporation y/o sus afiliadas no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este material no se actualiza de forma periódica por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. ©2024 Bank of America Corporation.

Qué leer a continuación

Contáctenos