Guía para adolescentes: 5 pasos para ahorrar y obtener lo que realmente quiere

Puede ser difícil ahorrar para su primera compra grande, especialmente si el dinero en efectivo es limitado. Pero no es imposible, solo se necesita un poco de paciencia y un plan. Aquí presentamos algunas ideas sencillas para ayudarle a obtener aquello con lo que ha estado soñando.

1. Encuentre la cifra mágica

Tal vez muera por tener la última tableta o una guitarra nueva. Investigue un poco para saber con exactitud quién le ofrece la mejor oferta y cuánto va a costar. Después, pregúnteles a sus padres si pueden aportar algo. Una vez que sepa cuánto va a necesitar, piense en ahorrar un poco más para pagar el impuesto sobre ventas y otros gastos extra, como una funda protectora para la tablet. 

Consejo: si está pensando en una compra mayor, como su primer auto (solo se ofrece en inglés), pregúnteles a sus padres si podrían contribuir con un monto equivalente al que usted tiene, lo cual podría reforzar su ahorro. También demuestra su seriedad con respecto a su meta, lo que podría sumarle puntos extra.

2. Conozca cuánto dinero necesita apartar

Primero, considere el monto de la compra y reste la cantidad de los ahorros que ha apartado. Después, basándose en cuándo quiere hacer la compra, divida el saldo restante que necesita entre el número de semanas que falten para hacer la compra. Ese es el monto que debe separar semanalmente para llegar a la meta. Si el monto le parece imposible, podría necesitar más tiempo para ahorrar o encontrar otras formas de aumentar sus ingresos o las contribuciones de sus padres. La calculadora de metas de ahorro (solo se ofrece en inglés) puede ayudarle a ajustar los números si su meta está a meses o años.

Consejo: tenga una foto de su meta en su teléfono o habitación para que le recuerde lo feliz que se pondrá cuando la alcance. Esto puede parecer cursi, pero ayuda a evitar la tentación de las compras impulsivas, como la de una aplicación de videojuegos o el brillo labial cercano a la caja registradora. 

3. Ahorre sin pensar demasiado

Si no tiene una cuenta bancaria, podría ser un buen momento para abrir una con la ayuda de sus padres. Podría pedirles que le depositen ahí su mesada o, si tiene un cheque de pago de sueldo, pedir que establezcan un depósito directo. De esta forma, tendrá que dar más pasos si decide retirar dinero y podría frenar el impulso de gastar. Cuando necesite dinero en efectivo, el impulso de comprar esos zapatos nuevos que están en oferta, la fantástica cinta para el cabello o el tercer burrito de la semana, podría haber pasado. 

Consejo: algunas aplicaciones pueden ayudarle también a aumentar sus ahorros al transferir dinero automáticamente de la cuenta de sus padres a la cuenta que usted designe. Por ejemplo, ellos podrían redondear sus compras con su tarjeta de débito o transferir cantidades pequeñas a su cuenta de ahorros en intervalos específicos.

4. Haga algunos cambios sencillos en sus gastos

Para saber adónde va su dinero, mantenga un diario de gastos por uno o dos meses. Puede ser tan fácil como escribir el costo de cada compra en un cuaderno, o podría usar una aplicación que registre sus gastos. Una vez que haya comenzado, podría gustarle saber adónde va su dinero. Probablemente también se dará cuenta de que los montos pequeños pueden sumar varios dólares rápidamente. Observe en qué gasta su dinero y vea si puede suprimir ciertas cosas que sean menos importantes al compararlas con su gran meta. O remplace cualquier gasto regular con algo más barato.

Consejo: siempre que necesite aumentar su motivación, vea la foto de su meta, o envíele un mensaje de texto a su mamá o mejor amigo para que lo anime.

Los cambios sin esfuerzo pueden premiarlo

Si usted: ($10.00)

Compra comida rápida tres veces a la semana porque le da hambre entre la escuela y la práctica

Mejor:

Lleve un sándwich y bocadillos de casa

Ahorrará: ($780 en 6 meses)

5. Encuentre maneras de ganar más dinero

Revise su progreso cada dos semanas. Si no está ahorrando tan rápido como quisiera, tal vez podría:

  • Preguntarle a su supervisor si puede darle más horas de trabajo
  • Ofrecer más ayuda en las tareas del hogar, o ayudar con un proyecto grande en casa, como preparar el jardín para el cambio de estación o limpiar el garaje, a cambio de una mesada más alta
  • Busque un trabajo temporal, como cuidar mascotas o lavar autos en su vecindario

Cualquiera que sea su meta, alcanzarla sabrá a gloria porque habrá calculado por sí mismo cómo conseguirla. Además, habrá aprendido hábitos de ahorro inteligentes que podrá usar por el resto de su vida. Nada mal.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita