Ir al contenido principal

Cuentas bancarias para adolescentes: ayude al suyo a administrar una cuenta de cheques

Para un adolescente, una buena manera de aprender acerca de la responsabilidad financiera es tener su propia experiencia bancaria. Descubra cómo la administración de una cuenta de cheques puede ayudar a su hijo a obtener lecciones valiosas sobre presupuestos, gastos y ahorros.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Abrir una cuenta de cheques es un primer paso importante para ayudar a que su hijo adolescente establezca una vida financiera. Es una gran oportunidad para que hable con él o ella sobre cómo administrar los gastos y establecer metas de ahorro. Cuando crea que su adolescente está listo, al obtener su primer empleo, cuando comience a conducir y deba ir por gasolina o solo cuando crea que es lo suficientemente maduro,

[Visual de una tarjeta de débito que se utiliza en una bomba de gasolina]

tenga estos consejos en mente para elegir la cuenta adecuada y enséñele cómo usarla responsablemente.

En la mayoría de los bancos, puede abrir una cuenta de cheques para adolescentes cuando cumplan 13 años. Generalmente se requiere que uno de los padres sea cotitular de la cuenta hasta que su hijo cumpla 18 años. Como cotitular, tendrá la capacidad de controlar y acceder a la cuenta, si lo desea. Muchos bancos ofrecen acceso en línea y móvil para que su adolescente pueda revisar el estado de la cuenta cuando quiera. Algunas cuentas también ofrecen alertas por correo electrónico y mensaje de texto para advertir a su adolescente sobre compras sospechosas o saldos bajos, lo que puede ser útil para un adolescente que comienza a manejar su propio dinero.

Mientras se informa, tenga en cuenta las funciones y los cargos asociados a cada cuenta para elegir la adecuada para su hijo. Una vez que usted y su adolescente se inscriban en una cuenta, recibirá una chequera y una tarjeta de débito a su nombre. Asegúrese de que las guarde en un lugar seguro y que no las preste a nadie, ni siquiera a sus amigos. Recomiende a su hijo que lleve un registro de su cuenta y que revise su saldo regularmente.

Si no hace un seguimiento de su cuenta, es posible que no se dé cuenta de lo que gasta, por lo que puede correr el riesgo de recibir cheques devueltos, transacciones rechazadas, cargos por sobregiro o cargos por saldo mínimo. Existen muchas maneras para que su adolescente controle su cuenta.

Recomiéndele que entre a su cuenta al menos una vez a la semana para consultar su saldo e historial reciente de transacciones. Si alguna transacción no está disponible, es posible que no esté procesada aún.

Cada mes, cuando llegue su estado de cuenta, debería revisar los cargos y depósitos. Esta es una gran oportunidad para sentarse con su adolescente para que sepa la cantidad y los motivos de sus gastos. Esto también puede ayudar para administrar un presupuesto y decidir cuánto apartar para objetivos de ahorro a largo plazo.

Revisar sus transacciones regularmente también puede ayudar a identificar compras sospechosas. Lamentablemente, el fraude de cuenta es una creciente preocupación, especialmente para los adolescentes. Debe revisar su estado de cuenta al detalle para verificar sus compras. Si nota alguna actividad sospechosa, debe asegurarse de comunicarse con su banco lo antes posible.

Casi todas las cuentas de cheques tienen cargos. Incluso una cuenta de cheques sin cargos mensuales probablemente tenga otros cargos.

[Visual de una cuenta de cheques con otros posibles gastos que incluyen cargos por uso fuera de la red de cajeros automáticos, cargos por cheques devueltos, cargos por saldo inferior al saldo mínimo y cargos por sobregiro]

Enseñarle a su hijo adolescente sobre los cargos asociados a su cuenta puede ayudarle a evitarlos. Los tres cargos más comunes son cargos mensuales de cuenta, cargos por sobregiro, y cargos por usar un cajero automático, o ATM, fuera de la red. Muchas cuentas de cheques tienen un cargo mensual de cuenta o un cargo de mantenimiento mensual si el saldo de la cuenta es menor que el saldo mínimo. Se pueden aplicar cargos por sobregiro si su adolescente intenta retirar más dinero del que tiene en su cuenta. Esto puede ocurrir debido a un cheque, compra con tarjeta de débito o retiro en un cajero automático.

[Nota legal: *Si eligió protección por sobregiros]

Es muy importante ayudar a su adolescente a entender los detalles de todos estos cargos, y puede evitar que cometa errores.

Abrir la primera cuenta de cheques es un gran paso hacia la independencia financiera. Ayudar a que su adolescente comprenda cómo funcionan sus cuentas y alentarlo a que tenga el hábito de controlar sus cuentas regularmente puede ayudar a que aprenda cómo manejar su dinero responsablemente. Al hacer esto, ayudará a establecer las bases de buenos hábitos financieros en el futuro.

End Card

Mejores Hábitos Financieros®
Creado por BANK OF AMERICA

BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente video es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America Corporation y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este material no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2020 Bank of America Corporation.

Abrir una cuenta de cheques es un primer paso importante para ayudar a que su hijo adolescente establezca una vida financiera. Es una gran oportunidad para que hable con él o ella sobre cómo administrar los gastos y establecer metas de ahorro. Cuando crea que su adolescente está listo, al obtener su primer empleo, cuando comience a conducir y deba ir por gasolina o solo cuando crea que es lo suficientemente maduro,

[Visual de una tarjeta de débito que se utiliza en una bomba de gasolina]

tenga estos consejos en mente para elegir la cuenta adecuada y enséñele cómo usarla responsablemente.

En la mayoría de los bancos, puede abrir una cuenta de cheques para adolescentes cuando cumplan 13 años. Generalmente se requiere que uno de los padres sea cotitular de la cuenta hasta que su hijo cumpla 18 años. Como cotitular, tendrá la capacidad de controlar y acceder a la cuenta, si lo desea. Muchos bancos ofrecen acceso en línea y móvil para que su adolescente pueda revisar el estado de la cuenta cuando quiera. Algunas cuentas también ofrecen alertas por correo electrónico y mensaje de texto para advertir a su adolescente sobre compras sospechosas o saldos bajos, lo que puede ser útil para un adolescente que comienza a manejar su propio dinero.

Mientras se informa, tenga en cuenta las funciones y los cargos asociados a cada cuenta para elegir la adecuada para su hijo. Una vez que usted y su adolescente se inscriban en una cuenta, recibirá una chequera y una tarjeta de débito a su nombre. Asegúrese de que las guarde en un lugar seguro y que no las preste a nadie, ni siquiera a sus amigos. Recomiende a su hijo que lleve un registro de su cuenta y que revise su saldo regularmente.

Si no hace un seguimiento de su cuenta, es posible que no se dé cuenta de lo que gasta, por lo que puede correr el riesgo de recibir cheques devueltos, transacciones rechazadas, cargos por sobregiro o cargos por saldo mínimo. Existen muchas maneras para que su adolescente controle su cuenta.

Recomiéndele que entre a su cuenta al menos una vez a la semana para consultar su saldo e historial reciente de transacciones. Si alguna transacción no está disponible, es posible que no esté procesada aún.

Cada mes, cuando llegue su estado de cuenta, debería revisar los cargos y depósitos. Esta es una gran oportunidad para sentarse con su adolescente para que sepa la cantidad y los motivos de sus gastos. Esto también puede ayudar para administrar un presupuesto y decidir cuánto apartar para objetivos de ahorro a largo plazo.

Revisar sus transacciones regularmente también puede ayudar a identificar compras sospechosas. Lamentablemente, el fraude de cuenta es una creciente preocupación, especialmente para los adolescentes. Debe revisar su estado de cuenta al detalle para verificar sus compras. Si nota alguna actividad sospechosa, debe asegurarse de comunicarse con su banco lo antes posible.

Casi todas las cuentas de cheques tienen cargos. Incluso una cuenta de cheques sin cargos mensuales probablemente tenga otros cargos.

[Visual de una cuenta de cheques con otros posibles gastos que incluyen cargos por uso fuera de la red de cajeros automáticos, cargos por cheques devueltos, cargos por saldo inferior al saldo mínimo y cargos por sobregiro]

Enseñarle a su hijo adolescente sobre los cargos asociados a su cuenta puede ayudarle a evitarlos. Los tres cargos más comunes son cargos mensuales de cuenta, cargos por sobregiro, y cargos por usar un cajero automático, o ATM, fuera de la red. Muchas cuentas de cheques tienen un cargo mensual de cuenta o un cargo de mantenimiento mensual si el saldo de la cuenta es menor que el saldo mínimo. Se pueden aplicar cargos por sobregiro si su adolescente intenta retirar más dinero del que tiene en su cuenta. Esto puede ocurrir debido a un cheque, compra con tarjeta de débito o retiro en un cajero automático.

[Nota legal: *Si eligió protección por sobregiros]

Es muy importante ayudar a su adolescente a entender los detalles de todos estos cargos, y puede evitar que cometa errores.

Abrir la primera cuenta de cheques es un gran paso hacia la independencia financiera. Ayudar a que su adolescente comprenda cómo funcionan sus cuentas y alentarlo a que tenga el hábito de controlar sus cuentas regularmente puede ayudar a que aprenda cómo manejar su dinero responsablemente. Al hacer esto, ayudará a establecer las bases de buenos hábitos financieros en el futuro.

End Card

Mejores Hábitos Financieros®
Creado por BANK OF AMERICA

BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente video es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America Corporation y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este material no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2020 Bank of America Corporation.

A continuación

Contáctenos