Ir al contenido principal

Contenido relacionado

Guardar
Cerrar guardar Guardar
Guardado en Mis prioridades

Lo que debe saber antes de comprar una casa con sus familiares

Comprar una casa multigeneracional tiene muchas ventajas, pero requiere de una planificación minuciosa

Lectura, 4 minutos

Las casas multigeneracionales, en las que un grupo familiar une sus recursos para comprar una casa y vivir juntos, son cada vez más populares. De acuerdo con Generations United, en el 2021, más de 66 millones de estadounidenses comparten casa con sus familiares. Para muchas familias, la decisión de comprar una casa juntos puede ser una manera sensata de compartir los costos de ser dueño de casa, aliviar la carga del mantenimiento e invertir en bienes raíces. Estas son algunas de las consideraciones financieras importantes a considerar si está pensando en comprar una casa multigeneracional.

Hable sobre los detalles antes de comprar

Decida quién va a contribuir en la compra

Si decide comprar una casa con sus familiares, todos los involucrados en el proceso de compra deben determinar sus límites financieros específicos. Es importante hablar acerca de cómo la contribución de cada persona influye en la participación financiera en la propiedad. Por ejemplo, si el familiar que realiza el pago inicial obtiene una mayor participación financiera en la propiedad de la casa.

También deberán ponerse de acuerdo en cuanto a los nombres de los dueños “oficiales” que aparecerán en la escritura de la propiedad. Muchas familias escogen dividir la participación financiera en la propiedad en partes iguales, lo que los hace “inquilinos conjuntos”. Otras familias prefieren establecer un acuerdo de “inquilinos en común”, en el que cada persona puede traspasar su propiedad a través de un testamento. Un abogado puede revisar su acuerdo y escribir en un documento las obligaciones financieras de cada persona y la participación financiera en la propiedad, así como cualquier pauta específica de cómo se va a usar la casa.

Establezca un presupuesto

Luego de decidir quién pagará y quién será dueño de la casa, es buena idea ponerse de acuerdo en el presupuesto y evaluar cuánto pueden pagar como grupo familiar. Asegúrese de tomar en cuenta los gastos recurrentes como impuestos sobre la propiedad, seguro, cargos de mantenimiento y de la asociación de propietarios al momento de determinar cuánto dinero puede gastar en la casa en sí.

Profundice en las prioridades de todos para la casa

Es natural que las familias quieran que el proceso sea informal. Sin embargo, antes de comenzar a buscar la casa adecuada para su situación, es importante entender las necesidades de cada persona que participará en la compra y que vivirá en la casa. Haga una lista y hable sobre las necesidades de cada uno, el vecindario y las amenidades deseadas, y si la casa debe estar lista para mudarse. Si es necesario remodelar o agregar alguna habitación, también deberán hablar sobre cómo se van a manejar esos gastos.

Conozca el proceso de compra de una casa multigeneracional

Revise los requisitos de pago inicial

Dependiendo de si la casa tiene una o varias unidades, su compañía hipotecaria podría tener diferentes requisitos de pago inicial. Si bien las hipotecas tradicionales generalmente requieren un pago inicial que oscila entre el 15 y el 20 por ciento, su pago inicial podría ser más bajo si tiene copropietarios que planean vivir en la casa. Lo mejor es consultar con su banco y obtener una aprobación previa antes de comenzar su búsqueda.

Consejo rápido

Si la propiedad en la que usted y sus familiares están interesados tiene más de cuatro unidades, esta podría considerarse como una propiedad comercial y tener diferentes requisitos de hipoteca y pago inicial que una propiedad residencial.

Conozca el proceso de financiamiento

Hay varias etapas en el proceso de compra de una casa. Si planea comprar una casa con sus su familiares, asegúrese de que las finanzas de todos estén en orden, ya que al solicitar una hipoteca le pedirán a cada persona información financiera detallada que el prestamista someterá a verificación de crédito. Su prestamista también le dará un vistazo a la proporción deuda-ingreso de cada miembro de la familia, la cual es el porcentaje del ingreso mensual antes de impuestos que destina al pago de las deudas mensuales. Mientras más baja sea su proporción deuda-ingreso, más probabilidades tendrá de calificar para una hipoteca. Es importante preguntarle a su prestamista acerca de las diferentes opciones de préstamos, las tasas de interés actuales, los requisitos de pago inicial y los costos de cierre.

Revise las leyes locales

¿Están permitidas todas las “unidades” de la casa? Antes de hacer una oferta en una propiedad, verifique con el gobierno local para asegurarse de que cada unidad esté zonificada y tenga permiso legal de habitabilidad. Las casas cuyas unidades no están permitidas por la ciudad o la localidad podrían retenerse cuando los abogados verifiquen su historial de permisos durante el proceso de la venta.

Compartir la casa con la familia

Hable sobre cómo manejarán las facturas relacionadas con la casa o los espacios compartidos

Asegúrese de acordar por adelantado lo que cada familiar, o unidad familiar, va a contribuir mensualmente para los gastos además de la hipoteca, como impuestos sobre bienes raíces, seguro, cargos de la asociación de propietarios, servicios públicos, mantenimiento y reparaciones. Una cuenta bancaria conjunta facilitaría la división de cada factura e incluso podría ahorrar algo de dinero para proyectos de mejoras para el hogar. De igual manera, si hay espacios compartidos, como porches o pasillos, decidan quién será responsable de mantenerlos.

Establezca metas claras a largo plazo

Si está comprando la casa con sus familiares, asegúrese de que sus metas de ser dueño de casa estén alineadas. Si un familiar decide que necesita vender su parte de la casa, otros miembros podrían comprarles su participación en la propiedad. Si usted u otro miembro de la familia no puede pagar su parte y le gustaría seguir siendo dueño de la casa, considere hablar con su abogado y su prestamista para evaluar las opciones de la hipoteca.

Considere su estrategia de salida

Las cosas podrían complicarse rápidamente en una casa en la que varios familiares tienen un interés financiero. En el caso de una muerte inesperada, si son “inquilinos conjuntos”, la participación en la propiedad de la persona fallecida pasará a los demás propietarios, mientras que si son “inquilinos en común” cada una de las partes puede traspasar su participación en la propiedad a través de un testamento. Si simplemente está vendiendo porque se presenta una buena oportunidad de bienes raíces, su parte de las ganancias debe reflejar su parte declarada anteriormente. Al igual que con cualquier decisión financiera importante, hable sobre sus opciones con sus familiares y aproveche los recursos disponibles para ayudarle a planificar su camino hacia la compra de una casa.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Qué leer a continuación

Contáctenos