Ir al contenido principal

Contenido relacionado

Cerrar guardar Guardar
Guardado en Mis prioridades

5 decisiones financieras que podrían afectar su declaración de impuestos

Las decisiones que tome en estas etapas financieras clave pueden tener un gran impacto al momento de declarar sus impuestos

Lectura, 5 minutos

Constantemente estamos tomando grandes decisiones financieras, al invertir, vender una casa y hasta al elegir un plan de seguro médico. Sin embargo, no siempre nos preguntamos cómo afectará esto la declaración de nuestros impuestos. Estas son cinco situaciones en las que podría ahorrar mucho dinero al tomar en cuenta las consecuencias fiscales y posiblemente ajustar la estrategia.

Comprar o vender una casa

La mayoría de las personas están al tanto de la deducción de intereses que está disponible para propietarios de vivienda con una deuda hipotecaria hasta de $750,000. Pero ¿sabía que cuando vende su vivienda principal podría beneficiarse de una exclusión del impuesto sobre las ganancias de capital de los primeros $250,000, o $500,000 si está casado y declara en conjunto?

El truco está en que usted y su cónyuge deben haber vivido en la casa al menos dos de los últimos cinco años. Aún así, vale la pena tenerlo en cuenta cuando esté considerando vender su casa: con una tasa impositiva máxima sobre las ganancias de capital del 20 por ciento (más un posible 3.8% de impuestos sobre ingresos netos por inversiones), esa exención podría ahorrarle más de $100,000. (Recuerde estar siempre al día con los cambios en las leyes fiscales de un año a otro).

Algo a considerar

Supongamos que desea vender su vivienda principal, pero solo ha vivido en ella el último año. Si la casa se ha apreciado considerablemente, puede que tenga sentido no ponerla a la venta y ocuparla hasta que cumpla los dos años.

Recuerde

Si no quiere esperar ese año adicional, también puede agregar al costo base de la casa los costos de las mejoras a la vivienda que se lleven a cabo antes de venderla, cuando se calcule la cantidad de impuesto que se debe. Mientras más alto sea el costo base, menor será su ganancia, y menos tendrá que pagar en impuestos.

Pagar el seguro médico

Cuando se acerque el periodo de inscripción anual de su empleador, valdrá la pena revisarlo para ver si ofrece un plan de gastos para la salud con un deducible alto que califique. Al inscribirse en un plan de gastos para la salud con deducible alto, puede que califique para contribuir a una cuenta de ahorros para la salud (HSA). Su contribución a una HSA es deducible de impuestos (o se puede realizar con aportes deducidos del sueldo antes de impuestos si su empleador lo permite), y las ganancias y los retiros para gastos médicos que califiquen son libres de impuestos sobre la renta federales.

Algo a considerar

Si su cuenta HSA le permite invertir el dinero con el que usted contribuye, el posible crecimiento libre de impuestos le podría ayudar a pagar costos médicos a medida que usted se hace mayor, y hasta cubrir el costo de las primas de Medicare.

Recuerde

Cualquier contribución que haga a una cuenta de gastos flexibles (FSA) para gastos médicos patrocinada por su empleador puede ayudarle a disminuir su ingreso federal gravable. Tenga en cuenta que la participación en ciertos tipos de cuentas FSA puede afectar su elegibilidad para realizar contribuciones a una cuenta HSA.

Vender acciones y bonos

Existen muchas razones para considerar la venta de una inversión. Antes de hacerlo, tenga en cuenta que puede haber consecuencias fiscales al vender inversiones para obtener ganancias, pero no todos los ingresos provenientes de inversiones son gravables a la misma tasa. Por ejemplo, los intereses y dividendos de bonos de fondos de inversión de bienes raíces (REIT) con frecuencia se tratan como ingresos ordinarios, con tasas tan altas como del 37 por ciento. Además, los dividendos que califican de compañías estadounidenses y las ganancias por la venta de inversiones que haya mantenido por más de un año califican para tasas impositivas sobre las ganancias de capital a largo plazo, las cuales llegan a un máximo del 20 por ciento para la mayoría de los contribuyentes (más un posible 3.8% de impuestos sobre ingresos netos por inversiones).

Algo a considerar

Generalmente, es mejor tener inversiones que no produzcan ingresos, como acciones de crecimiento, en sus cuentas gravables y mantener las inversiones que generan ingresos, como bonos corporativos y acciones que produzcan dividendos, en cuentas de pago de impuesto diferido.

Recuerde

Usted puede compensar sus ganancias de capital al vender inversiones que hayan disminuido en valor. Si sus pérdidas superan sus ganancias, por lo general puede deducir la diferencia en su declaración de impuestos, hasta $3,000 (o $1,500 si está casado y declara por separado) al año. Se pueden transferir las pérdidas que excedan esa cantidad a los siguientes años fiscales.

Consejo rápido

Es importante mantenerse al tanto de la información sobre los impuestos, ya que cualquier cambio a las leyes o las tasas impositivas puede influir en sus decisiones financieras.

Invertir para la jubilación

Cuando comienza un nuevo trabajo y participa en su plan de retiro, tal vez tenga la opción de elegir entre contribuciones para un plan 401(k) tradicional y contribuciones para un plan Roth 401(k). Las contribuciones a un plan 401(k) tradicional se realizan antes de deducir impuestos, lo que le permite tener un ahorro fiscal al reducir su ingreso federal gravable. Además, los ingresos generados por inversiones en su cuenta no están sujetos a impuestos federales hasta que retire el dinero al momento de su jubilación, cuando estará sujeto a impuestos como ingreso ordinario. Las contribuciones del plan Roth 401(k) se realizan después de deducir impuestos, sin embargo, los retiros que califican y que se realizan a partir de los 59 años y medio de edad, serán posiblemente libres de impuestos sobre la renta federales.

Algo a considerar

Seleccionar una de estas opciones dependerá de si usted espera estar en un nivel de pago de impuestos más alto ahora o al momento de su jubilación. Una estrategia es dividir sus contribuciones: asegúrese de contribuir a un plan 401(k) tradicional lo suficiente como para limitar su ingreso gravable y para evitar subir de nivel de pago de impuestos, y luego invierta el resto en un plan Roth 401(k).

Recuerde

Asegúrese de contribuir a su plan 401(k) tradicional lo suficiente como para obtener la igualación máxima de su contribución por parte de su empleador. Las empresas pueden igualar las contribuciones a los planes 401(k) tradicionales y Roth, pero solo pueden asignar la igualación de las contribuciones a una cuenta antes de impuestos en su plan 401(k).

Ahorrar para la educación

Comenzar a ahorrar dinero para la educación de sus hijos en un plan de ahorros para la universidad 529 con beneficios fiscales es una de las decisiones financieras más fáciles que pueda tomar en su vida. Las ganancias por la inversión en cuentas 529 son libres de impuesto, y los retiros tampoco serán gravables si el dinero se usa para pagar la universidad, la escuela primaria o secundaria privada u otro gasto educativo que califique. Sin embargo, no todos los planes son iguales, así que asegúrese de informarse bien para saber cuál es el plan que mejor se ajusta a sus necesidades.

Algo a considerar

Los estados patrocinan los planes 529 y algunos ofrecen deducciones de impuestos sobre la renta estatales para las contribuciones de los residentes de estos estados. Sin embargo, estas deducciones podrían ser pequeñas. Los planes de otros estados podrían tener mejores opciones de inversión y cargos más bajos, lo cual podría ser mejor que el beneficio fiscal del plan del propio estado.

Recuerde

Los abuelos también pueden establecer y contribuir a un plan 529 que beneficie a sus nietos. La única desventaja es que estas contribuciones podrían reducir la cantidad de ayuda financiera que puede recibir un nieto. Sin embargo, un cambio en la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA) que tendrá efecto para el año académico 2023-2024 eliminará esa desventaja.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Qué leer a continuación

Contáctenos

Bank of America Corporation y sus filiales no proporcionan asesoramiento legal, fiscal o contable. Debe consultar con sus propios asesores legales o fiscales antes de tomar cualquier decisión financiera.