Cuánto ahorrar para la universidad: 4 preguntas comunes

La planificación financiera para la universidad conlleva algunas preguntas importantes, entre las que sobresale su inminente e incierto alto costo. Obtenga respuestas a cuatro de las principales preguntas para comenzar a prepararse para la educación de su hijo.

1

¿Cuánto debo ahorrar para el fondo universitario de mi hijo?

El costo de la universidad depende de una variedad de factores, tales como:

  • Su cronograma de ahorros: ¿cuánto tiempo tiene para que su hijo esté listo para ir a la universidad? Más tiempo significa más oportunidades para contribuir a los ahorros y para que cualquier inversión tenga el potencial para crecer. Menos tiempo significa menos oportunidades para acumular ahorros o cualquier ganancia potencial de las inversiones.
  • Universidad pública o privada: las universidades públicas reciben fondos de sus estados, mientras que las privadas dependen mucho de donativos y colegiaturas, así que la colegiatura tiende a ser más alta en las universidades privadas. De acuerdo con el consejo de universidades, en el curso de 2018 a 2019, el costo promedio de colegiaturas y cuotas de las universidades públicas con programas de cuatro años para estudiantes residentes del estado fue de $10,230; el costo en una universidad privada de cuatro años fue de $35,830.
  • Programas especiales: pasar un semestre en el extranjero o tomar cursos especiales durante los veranos son oportunidades enriquecedoras. Sin embargo, tienen un costo, como el boleto de avión, los costos del programa y los gastos de alojamiento y comida adicionales. Hable con su estudiante ahora acerca de su interés en participar, ya que al planificar con anticipación puede ayudar a que estén más fácilmente al alcance.
  • Requisitos de estudios avanzados: seguir una profesión que requiere un título de posgrado implica financiar más estudios que los de un título de cuatro años, ya sea por usted o por su estudiante, o una combinación de ambos. No siempre es práctico para su hijo graduado trabajar unos años después de la universidad para financiar esos estudios, como en el caso de un posible médico. Conocer cuánta educación adicional se necesita y cuánto podría costar puede ayudarles a ambos comprender el tamaño de su meta de ahorro para la educación.
  • Gastos básicos: será difícil tener una idea de cuánto podrían afectar los costos de vida diarios a sus ahorros para la universidad hasta que su hijo tenga una lista final de las posibles universidades a las que quiere asistir, pero vale la pena saberlo. Considere qué tan diferentes pueden ser los costos para un estudiante cuya universidad se encuentra en un área rural donde hay alojamiento disponible en el campus durante los cuatro años, pero es necesario tener auto. Es muy diferente a un campus en una gran ciudad donde los costos de vivienda probablemente sean mucho más altos pero no se necesita un auto.

Una vez que haya considerado estas variables, calcule su factura de colegiatura. Pero tenga en cuenta que si comienza con anticipación, es probable que los costos sean más altos dentro de 10 o 12 años.

2

¿Qué puedo hacer si comienzo a ahorrar tarde para la universidad?

Busque maneras de recortar su presupuesto para que le quede dinero para ahorrar. También puede pedir a su familia y amigos que como regalos de cumpleaños, hagan contribuciones a los ahorros para la universidad de su hijo. Además, podría animar a su hijo a que considere comenzar una carrera de dos años en un centro de estudios superiores, donde puede obtener créditos por una fracción del costo de un programa de cuatro años, y es posible que más adelante su hijo pueda transferir esos créditos a una universidad de programa de cuatro años. Mientras gasta menos en la matrícula para esos créditos introductorios que son transferibles, la mayor parte del fondo para la universidad de su hijo puede tener el potencial de seguir creciendo. Compare los planes de ahorros para la universidad de Merrill (solo se ofrece en inglés).

3

¿De qué otra manera puedo pagar la universidad si no puedo ahorrar lo suficiente?

Las familias pagan la universidad usando una variedad de fuentes. En el 2018, solo el 47 por ciento de los pagos de colegiaturas salieron de los ingresos y ahorros de padres y alumnos, afirma Sallie Mae. Otras fuentes, incluyendo becas, subvenciones y préstamos, ayudan a pagar el resto. Una variedad de fuentes gubernamentales y privadas, incluyendo las propias universidades las ofrecen.

Pídale a su hijo que se reúna con el consejero académico de su escuela secundaria para hablar sobre cómo calificar para recibir ayuda y cualquier beca local. Las organizaciones culturales, profesionales y religiosas en su área, y quizás incluso su empleador, pueden ofrecerle una ayuda que tal vez no conozca. Y si usted y su hijo han comenzado a buscar universidades, comuníquese con las oficinas de ayuda financiera de cada escuela para obtener información sobre los recursos y oportunidades que podrían tener.

Consejo: el gobierno federal otorga cada año aproximadamente $120,000 millones en subvenciones, fondos para programas de empleo para estudiantes y préstamos de interés bajo. Para acceder a esa asistencia, debe llenar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes FAFSA.

4

¿Qué es un plan 529 y cómo puede ayudarme a ahorrar para la educación de mi hijo?

Un plan de ahorro 529 para la educación es una cuenta con ventajas de impuestos diseñada para ayudar a las familias a ahorrar dinero para los gastos educativos del futuro. Los planes 529 de ahorro para la educación por lo general ofrecen una combinación de opciones de inversión. Además de ofrecer la posibilidad de un crecimiento libre de impuestos, los retiros de los planes 529, incluyendo cualquier ganancia, son libres de impuestos cuando se utilizan para gastos de educación superior que califiquen, como colegiatura, alojamiento y comidas, computadoras, y libros o útiles.1 Tenga en cuenta que, al igual que con cualquier inversión, con un plan 529 se puede perder dinero. Conozca más sobre los planes de ahorros 529 para la educación, de Merrill (solo se ofrece en inglés).

Consejo: algunos estados ofrecen deducciones de impuestos para contribuciones hechas a planes locales; antes de escoger un plan, verifique con su estado.

Con estas respuestas, usted y su hijo estarán preparados para comenzar a planificar para la universidad con la confianza de saber cómo tomar buenas decisiones para el futuro, sin importar qué tan cerca puede estar.

 
  1. Para calificar para el trato fiscal favorable que se otorga a la porción de ganancias de los retiros de cuentas de la sección 529, los retiros deben ser para "gastos que califiquen para educación superior", como lo define el Código del Servicio de Impuestos Internos. Si los fondos no se utilizan para pagar gastos que califiquen para educación superior, todas las ganancias estarán sujetas a impuesto sobre la renta y a un impuesto federal adicional del 10%, y también pueden estar sujetas a impuestos sobre la renta estatales y locales. A partir del 1 de enero de 2018, la distribución para matrículas relacionadas con la inscripción o asistencia a una escuela primaria o secundaria pública, privada o religiosa, también son libres de impuesto federal sobre la renta hasta un máximo de $10,000 de dichas distribuciones para tales gastos de matriculación por año fiscal por beneficiario designado de todas las cuentas 529.
Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a.m. a las 12:00 a.m., horario del este
    Sab. de 8 a.m. a 8 p.m., horario del este, dom. de 9 a.m. a 8 p.m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a.m. a las 12:00 a.m., horario del este
    Sab. de 8 a.m. a 8 p.m., horario del este, dom. de 9 a.m. a 8 p.m., horario del este
  • Programe una cita

Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated (“MLPF&S” or “Merrill”) makes available certain investment products sponsored, managed, distributed or provided by companies that are affiliates of Bank of America Corporation (BofA Corp). MLPF&S is a registered broker-dealer, Member SIPC and a wholly owned subsidiary of BofA Corp.

Los productos bancarios son suministrados por Bank of America, N.A. y bancos afiliados, Miembros de FDIC y subsidiarias en propiedad absoluta de Bank of America Corporation.

Investment products:

Are Not

FDIC Insured 

Are Not

Bank Guaranteed

May Lose Value

Ni Bank of America, sus filiales o sus asesores financieros proporcionan asesoramiento legal, fiscal o contable. Debe consultar con sus propios asesores legales o fiscales antes de tomar cualquier decisión financiera.