Centro de recursos de Bank of America sobre el coronavirus Ver detalles

Ir al contenido principal

Asesoría financiera para ayudar con el impacto del coronavirus

El impacto del coronavirus ha tenido un gran efecto en la vida de casi todas las personas. A nivel financiero, algunas personas han perdido su empleo o han experimentado una reducción repentina de ingresos. Esta guía tiene como propósito ayudar, al ofrecer maneras de disminuir hoy la presión de su presupuesto.

Cuando se trata de su presupuesto

1

Aproveche la ayuda del gobierno

Los gobiernos federales, estatales y locales han tomado una serie de medidas para abordar el impacto financiero causado por el coronavirus. Por ejemplo, la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES) es un paquete de estímulo de aproximadamente $2 billones que el Congreso aprobó en marzo del 2020 y que está proporcionando a los estadounidenses una amplia variedad de tipos de asistencia, incluyendo pagos de dinero, expansión de beneficios de desempleo y alivio para ciertos pagos de préstamos. En cuanto a este alivio, hay cuatro áreas clave a considerar:

Préstamos para estudiantes

Cualquier persona con préstamos federales para estudiantes, incluyendo los préstamos Direct, préstamos del programa FFEL y préstamos Perkins, puede suspender los pagos desde el 13 de marzo del 2020 hasta el 30 de septiembre del 2020, y no se acumularán intereses durante este tiempo. Esto aplica a los préstamos que hayan estado o no al corriente a partir del 13 de marzo. Si bien estas disposiciones no se aplican a los préstamos privados para estudiantes, muchos prestamistas están ofreciendo programas para diferir un pago. En cualquier caso, consulte con su administrador del préstamo para explorar sus opciones. Conozca más con esta guía del Departamento de Educación (solo se ofrece en inglés).

Hipotecas

Si tiene un préstamo hipotecario respaldado por el gobierno federal (alrededor de dos tercios de las hipotecas para vivienda entran en esa categoría), es posible que cumpla con los requisitos para suspender sus pagos. Comuníquese con su proveedor de servicios hipotecarios para obtener los detalles. Puede descargar una guía de las nuevas reglas de la Agencia Federal de Financiamiento para la Vivienda aquí (solo se ofrece en inglés). Si su hipoteca no está cubierta, comuníquese con su prestamista. Algunos bancos han informado que le permitirán diferir los pagos hipotecarios por cierto periodo de tiempo y que no reportarán los pagos no efectuados a las agencias de crédito. Los periodos para diferir pagos varían según el prestamista, así que asegúrese de ponerse en contacto con su proveedor de servicios hipotecarios para confirmar su política.


Impuestos sobre la renta

La fecha límite para presentar su declaración de impuestos federales del 2019 y para pagar cualquier impuesto que deba sin incurrir en penalidades ni intereses ha sido extendida hasta el 15 de julio del 2020. (La mayoría de los estados también han extendido sus fechas límite, así que verifique para asegurarse de que su estado sea uno de ellos).

Seguro por desempleo

La Ley CARES amplía los tipos de trabajadores que cumplen con los requisitos de beneficios por desempleo para incluir a quienes trabajan por su cuenta. Los beneficios semanales también podrían aumentar para ayudar a cubrir los ingresos que se han dejado de recibir debido al impacto del coronavirus.

2

Comuníquese con los acreedores

Hable con sus acreedores para saber si han publicado políticas de alivio (muchos lo han hecho) o, si no, qué ajustes podrían hacer si usted se ha visto afectado por el coronavirus. Estos son los tipos de programas que están disponibles actualmente:

Compañías de cable y de teléfono

Más de 100 compañías de cable, Internet y teléfono han firmado la promesa de la Comisión Federal de Comunicaciones de “Mantener a los estadounidenses conectados” (Keep Americans Connected), para eximir los cargos atrasados a los clientes que han sido afectados por el coronavirus y no suspender el servicio a los clientes que no puedan pagar. Puede ver aquí si su proveedor ha firmado esta promesa.

Compañías de servicios públicos

Las políticas varían en todo el país, pero muchas de las principales compañías de gas y electricidad han acordado temporalmente no suspender el servicio a los clientes que no puedan pagar, además de eximir los cargos atrasados debido al impacto del coronavirus.

Emisores de tarjetas de crédito

Muchos de los principales prestamistas están brindando apoyo a los clientes con necesidades, al eximir cargos por atraso y ofrecer planes para diferir pagos. Por lo general, los pagos de préstamos diferidos o suspendidos pueden aparecer en su informe de crédito, pero algunos bancos están ofreciendo suspender los estándares de informes para ayudar a asegurarse de que su crédito no se vea afectado debido al impacto del coronavirus.


Prestamistas para automóviles

Muchos bancos y compañías de financiamiento están ofreciendo asistencia para hacer pagos de préstamos para automóviles.


Arrendadores

Si tiene dificultades para pagar el alquiler, comuníquese directamente con su arrendador. La nueva ley federal de estímulo ofrece algunas protecciones contra desalojos si la hipoteca está respaldada a nivel federal y el dueño de la propiedad acepta cualquier tipo de aplazamiento. Muchas ciudades y estados han suspendido los desalojos debido al impacto del coronavirus.

3

Vea las opciones del dinero en efectivo de emergencia

En primer lugar, revise su presupuesto mensual para evaluar sus necesidades. En la situación actual, si puede quedarse en casa, tal vez ya esté ahorrando en algunos gastos, incluyendo gasolina, restaurantes y diversión. Consejo: revise los estados de cuenta de su tarjeta de crédito para conocer los cargos recurrentes por servicios y membresías. Deje de hacer pagos de los que no esté usando, como gimnasios, clubes o actividades extraescolares.

Sin embargo, si no tiene todo el dinero que necesita para cubrir sus gastos cotidianos, tome en cuenta las siguientes opciones de préstamo:

Préstamos personales

Para cumplir con los requisitos para un préstamo personal deberá tener un buen crédito, y si lo hace, las tasas pueden ser más bajas que las que pagaría en una tarjeta de crédito.

Tarjetas de crédito

Si está al día con sus pagos, póngase en contacto con el emisor de su tarjeta de crédito o vea en Internet si puede aumentar su límite de crédito, lo cual puede permitirle hacer un cargo más alto o solicitar un adelanto de dinero en efectivo más alto como una medida de emergencia. Solo recuerde que pagará intereses en estos saldos y que los adelantos de dinero en efectivo no tienen un periodo de gracia.

Su hogar

Si es dueño de casa, tal vez haya acumulado valor al cual podría tener acceso a través de una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (HELOC).

Seguro de vida

Si cuenta con una póliza de seguro de vida permanente, por lo general tiene acceso a una parte de este valor de dinero en efectivo por medio de un retiro o préstamo sobre la póliza.

Cuentas de jubilación

Aunque su cuenta de jubilación puede ser una fuente de dinero tentadora, especialmente ahora que la nueva Ley CARES le permite a cualquier persona que se haya visto afectada financieramente por el coronavirus retirar hasta $100,000 de un plan del lugar de trabajo, 401(k) o de una Cuenta Individual de Jubilación (IRA) sin los impuestos adicionales por distribuciones prematuras si usted tiene menos de 59 años y medio. Con una cuenta IRA Roth, puede retirar sus contribuciones sin penalidades ni cargos por impuestos, pero con la nueva legislación esta exención también abarca sus ganancias. Solo tenga en cuenta que cualquier retiro que haga sigue estando sujeto a impuestos, aunque los pagos pueden hacerse a lo largo de tres años, y si el dinero se paga en ese periodo podría devolvérsele parte o todos los impuestos. Si se encuentra en una situación de emergencia, evalúe cuidadosamente la opción de tomar dinero de su cuenta de jubilación versus otras opciones. Igualmente, debido a la reciente volatilidad del mercado bursátil y de presupuestos ajustados, tal vez se sienta tentado de retirar las contribuciones para la jubilación del plan patrocinado por su empleador o de retirar inversiones del mercado. Sin embargo, al invertir de manera regular por medio de contribuciones automáticas de su pago de nómina, estará comprando a un precio menor al momento en que las acciones hayan bajado. De ser posible, siga contribuyendo lo suficiente para obtener la igualación total de su empleador.

Recuerde que todo préstamo tiene un riesgo. Antes de tomar una decisión, asegúrese de entender esos riesgos.

Conozca más sobre estas opciones de préstamo aquí: “Dinero en efectivo de emergencia: ¿cuáles son sus opciones?.”

Conozca más sobre toda la ayuda que Bank of America ofrece a sus clientes en el sitio web del Programa de Asistencia al Cliente.

Sus oportunidades a más largo plazo

Si aún cuenta con un ingreso estable, considere apartar cualquier cantidad de dinero que pueda para ahorrar para futuras emergencias. Vea 6 pasos sencillos para comenzar su fondo para emergencias para consejos sobre cómo puede hacerlo. Además, puede dar estos tres pasos para ayudar a protegerse más adelante:

1. Esté preparado para compras grandes en el futuro

Incluso si no necesita tener acceso a dinero ahora mismo, tener en cuenta una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (HELOC) puede ser una manera de asegurar activos ahora si los llega a necesitar en un futuro cercano para hacer reparaciones o mejoras, pagar cuentas inesperadas de gastos médicos o gastos por educación que se presenten más adelante. Con esta línea de crédito, puede sentirse menos tentado de disponer de su 401(k) o de su cuenta IRA para un artículo costoso.

2. Verifique la cobertura de su seguro

Este también es el momento para asegurarse de que cuenta con seguros de vida, discapacidad y vivienda adecuados. Si cuenta con un plan de seguro de salud de deducible alto que califique, considere invertir en una cuenta de ahorros para la salud (HSA). No tendrá que pagar intereses sobre el dinero que contribuya, y los retiros que haga para pagar sus gastos médicos que califiquen también estarán exentos de impuestos.

3. Disminuya sus costos de préstamos

Puede tomar algunas medidas para reducir sus pagos mensuales del préstamo y liberar dinero en su presupuesto:

• Con tasas hipotecarias particularmente bajas, considere refinanciar su préstamo. Vea en cuánto tiempo los pagos mensuales de la hipoteca más bajos cubrirán los costos de cierre. Como regla general, refinanciar puede tener sentido si logra bajar su tasa de interés al menos un punto porcentual.

• Si está terminando de pagar un saldo de tarjeta de crédito, piense en cambiarse a una tarjeta con un interés más bajo. Con un historial de pagos hechos a tiempo y un buen crédito, podría cumplir con los requisitos para una tasa baja o incluso para una oferta de transferencia de saldo de cero por ciento.

Uno o más de estos consejos e ideas podrían ser las maneras adecuadas de manejar sus finanzas de manera proactiva. La planificación preventiva, comunicarse con compañías y acreedores y saber cómo puede acceder a algunas de las opciones de paquetes de alivio del gobierno podrían hacer una gran diferencia.

Para obtener más información útil, visite el Centro de recursos de Bank of America sobre el coronavirus.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

A continuación

Contáctenos

Bank of America y sus filiales no proporcionan asesoramiento legal, fiscal o contable. Debe consultar con sus propios asesores legales o fiscales antes de tomar cualquier decisión financiera.

Invertir implica riesgos, incluso la posible pérdida del capital principal. El rendimiento anterior no es garantía de los resultados futuros.

La asignación de activos, la diversificación y la administración activa no aseguran una ganancia ni protegen contra pérdidas.

Esta información no debe ser considerada como un asesoramiento de inversión. Se presenta solo para fines informativos y no tiene como objetivo ser una oferta específica de ninguna entidad de Merrill o de Bank of America para vender o proporcionar cualquier producto o servicio financiero minorista en particular que pueda estar disponible, ni es una invitación específica para que un consumidor lo solicite.

Investment products:

Are Not

FDIC Insured

Are Not

Bank Guaranteed

May Lose Value