Ir al contenido principal

Artículos sobre deuda y presupuesto

Guardar
Cerrar guardar Guardar
Guardado en Mis prioridades

6 maneras de afrontar el estrés financiero

Lectura, 4 minutos

Para muchos estadounidenses las preocupaciones financieras siempre están presentes, especialmente dada la inseguridad de la economía actual. Si bien preocuparse no es la solución, tener un plan para manejar los problemas financieros puede ayudar a aliviar un poco el estrés. Además, los beneficios monetarios de lidiar con los problemas financieros, como pagar las facturas, ahorrar más y reducir la deuda, pueden ayudar a mejorar su panorama general. Estas son algunas sugerencias sobre cómo afrontar el estrés generado por el dinero y tomar el control de sus finanzas.

1

Identifique las principales fuentes de estrés financiero

Si la ansiedad financiera es una gran carga para usted, comience por identificar los problemas específicos que le quitan el sueño. Ya sea la deuda de tarjeta de crédito o el pago de sus facturas mensuales, identificar la fuente de su estrés podrá ayudarle a determinar su próximo paso.

 

Anote sus retos monetarios más grandes.

 

Mantenga la lista corta para ayudarle a sentirse menos agobiado.

 

Revise su lista cada tres o seis meses a medida que sus circunstancias cambien.

2

Haga un presupuesto mensual

Un presupuesto es una herramienta poderosa para tomar el control y entender sus finanzas. Puede ayudarle a evitar gastar más de lo que tiene, así como ahorrar para metas futuras. Una vez que tenga una idea clara de adónde va su dinero cada mes, busque oportunidades para reasignar una parte a las áreas que le causen estrés financiero.

 

Comience con su ingreso total, que es la cantidad de dinero que lleva a casa todos los meses después de impuestos.

 

Haga una lista con todos sus gastos: desde el alquiler o la hipoteca, hasta su taza de café diaria.

 

Establezca pagos automáticos para facturas recurrentes y ahorros.

 

Inscríbase para recibir alertas si su saldo está por debajo de cierto nivel.

Consejo rápido

Existen muchas apps y herramientas en línea para ayudarle a dar seguimiento a sus gastos o establecer un presupuesto. Si tiene una cuenta en Bank of America, considere usar las herramientas de Gasto y presupuesto.

3

Aproveche su ingreso al máximo

Cuando está ajustado de dinero, puede pensar que no tiene suficiente para lidiar con sus problemas financieros. Sin embargo, es importante aprovechar al máximo los ingresos que tiene y saber que cada pequeño paso cuenta. Tal vez no pueda reducir $500 de un solo gasto, pero podría identificar cinco gastos de los que puede reducir $100.

 

Clasifique sus gastos en necesidades y deseos, y luego busque maneras de reducir su lista de deseos.

 

Revise su patrón de gastos para identificar las maneras de ahorrar en los gastos diarios pequeños.

 

Considere modificar su presupuesto para darle prioridad a las metas que le ayudarán a reducir el estrés financiero, como pagar tarjetas de crédito con tasas de interés altas.

4

Comience un fondo para emergencias

Apartar dinero para una emergencia, como reparar el auto, perder el empleo o enfermarse, puede ser muy útil para disminuir la ansiedad financiera. Sin embargo, comenzar un fondo para emergencias puede parecer agobiante, especialmente uno con suficiente dinero para cubrir los gastos de tres a seis meses. No se obsesione con la cantidad, lo importante es que esté apartando dinero constantemente.

 

Utilice su presupuesto para determinar cuánto dinero puede contribuir cada mes a sus ahorros después de contabilizar los gastos de su lista de necesidades.

 

Dé prioridad a tener suficiente dinero para cubrir los gastos diarios de tres a seis meses antes de comenzar con las metas de ahorro a largo plazo.

 

Establezca transferencias automáticas de su cuenta de cheques a su cuenta de ahorros.

5

Establezca una estrategia para reducir la deuda

La deuda de tarjeta de crédito es una fuente común de estrés financiero. No solo es costosa, si no que también puede interferir con sus metas de ahorro. El antídoto para la ansiedad es tener un plan para pagar la deuda. Si tiene saldos en varias tarjetas, considere usar el método de la bola de nieve (pagar sus deudas una a una, comenzando por la que tiene el saldo más bajo) o el método de tasa alta (comenzar por las tarjetas con la tasa de interés más alta).

 

Realice el pago mínimo en cada una de sus tarjetas.

 

Elija una estrategia de pago y manténgala.

 

Evite contraer una nueva deuda de tarjeta de crédito.

6

Considere pedir ayuda

La empresaria discute un documento con un colega.

Si no está satisfecho con su progreso en la reducción de su deuda, considere buscar ayuda de fuentes confiables como la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC). Si desea asesoría en metas a largo plazo, como ahorros para la jubilación o la universidad, los asesores financieros podrían ayudarle. Finalmente, sus amigos y familiares podrían ofrecerle ayuda, solo asegúrese de establecer límites y expectativas para evitar perjudicar esas relaciones.

 

Dé seguimiento a su progreso.

 

Haga ajustes a medida que su ingreso, sus gastos y sus metas cambien.

 

Busque ayuda si tiene dificultades para realizar los pagos mínimos.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Contáctenos