Cómo equilibrar las prioridades de los ahorros familiares

Con un poco de planificación, usted puede ahorrar para metas a corto y a largo plazo

Ahorrar para uno mismo ya es difícil, pero cuando ahorra para su familia las cosas se pueden complicar. Tiene que sopesar las oportunidades y deseos a corto contra las metas a largo plazo, y tener en cuenta aquellos gastos inesperados que parecen surgir con regularidad.

Todo esto puede sonar complicado, pero se puede hacer con un poco de planificación. Analizar detalladamente cómo dar prioridad a esas metas puede ayudarle a desarrollar un plan que cubra las necesidades de su familia, mientras da lugar al ahorro y al gasto de las vacaciones y otras cosas divertidas.

Primero, establezca un fondo de emergencias

Nunca se sabe lo que va a pasar: su mascota se puede enfermar, usted o alguien en su familia puede tener un accidente, usted podría ser despedido de su empleo inesperadamente. Por eso es importante apartar dinero para emergencias. Los expertos recomiendan que separe por lo menos el equivalente a tres meses de gastos en un fondo de emergencias. Sin embargo, si usted o su cónyuge son empleados independientes o sus ingresos son impredecibles, tal vez quiera considerar incluso ahorrar más.

“Los estudiantes tienen acceso a una amplia variedad de préstamos, pero no hay préstamos para la jubilación de sus padres”.

Después, considere las prioridades a largo plazo

Podría parecer lejano, pero los planificadores financieros recomiendan que primero entre sus metas a largo plazo, dé prioridad al ahorro para la jubilación, incluso antes que ahorrar para la educación universitaria de sus hijos. Recuerde: los estudiantes tienen acceso a una amplia variedad de préstamos, pero no hay préstamos para la jubilación de sus padres. También recuerde que las fórmulas de ayuda financiera federal no toman en cuenta los ahorros para la jubilación de los padres. Así que considere contribuir lo más que pueda a los fondos para la jubilación y aprovechar la igualación de fondos que hace su compañía, si su empleador ofrece una.

Después ahorre para la colegiatura de la universidad de sus hijos. Según el College Board, la colegiatura de las universidades públicas ha aumentado un promedio del 3.5 por ciento cada año durante la década pasada, así que es crucial comenzar a ahorrar tan pronto como sea posible.

Considere aprovechar los planes 529, los cuales permiten que las contribuciones crezcan con impuestos federales diferidos. Entonces puede hacer retiros libres de impuestos para pagar gastos de educación superior, como colegiatura y alojamiento y comidas.

Ahora puede considerar otras prioridades a largo plazo, si es que su familia las tiene. Una prioridad familiar común es la del cuidado de los padres de la tercera edad. Si esta responsabilidad recae sobre usted, piense en las maneras en que puede reducir gastos, como compartir su casa con sus padres, además de ahorrar.

Continúe con las metas a corto plazo

Una vez que se haya ocupado de sus prioridades a largo plazo, puede continuar con las metas a corto plazo. Comience haciendo una lista de metas para usted y su familia dentro de los próximos cinco años. Su lista debe incluir cosas como vacaciones, autos nuevos, remodelación del hogar y bodas.

Puede abrir una cuenta de ahorros dedicada a cada artículo costoso. O puede ver si su banco le permite abrir subcuentas separadas bajo su cuenta de ahorros principal. Hacerlo de esta manera le ayuda a enfocarse en alcanzar cada meta. Haga contribuciones semanales o mensuales después de haberse encargado de sus ahorros a largo plazo.

Sea creativo y flexible

Si siente como que no está contribuyendo todo lo que quisiera para sus metas a corto plazo, piense en maneras creativas para fortalecer sus ahorros. Haga una venta de garaje para vender ropa o artículos que ya no usa. Comience una alcancía de monedas y ponga ahí el cambio que le sobre de sus gastos diarios. Si está planeando unas vacaciones, cocine su comida en casa por uno o dos meses antes de su salida, en lugar de comer fuera de casa, y utilice lo que ahorre para gastos de viaje. Si está planificando para un nuevo auto, siga haciendo pagos mensuales a sí mismo, incluso después de haber pagado por completo el auto que tiene. Dirija el dinero a una cuenta especial y empiece a ahorrar para el pago inicial.

Nunca sabe lo que puede pasar o qué nuevas metas de ahorro puedan surgir. Al planificar a largo plazo y ahorrar para el corto plazo se asegura de estar preparado para cualquier cosa que se le presente.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita