Pasos para ayudarle a salir de deudas

Todos adquirimos deudas en algún momento. Pero si usted está gastando más de lo que gana normalmente, es tiempo de re-evaluar. Estos pasos pueden ayudarle a comenzar a salir de deudas.

Transcripción
Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

Cerrar transcripción

Pasos para ayudarle a salir de las deudas

La mayoría de nosotros tenemos algún tipo de deuda. Quizás un préstamo para un auto, una hipoteca o incluso préstamos escolares. No todas las deudas son malas, pero a veces se tienen más deudas de las que uno puede permitirse. Sin duda, ¡tener tanta deuda no es ideal! Porque no sólo significa que debe dinero que no tiene, también puede agregar una gran cantidad de estrés y ansiedad a su vida que no desea y que no necesita. Nadie lo necesita.

¿Qué hacer? Bueno, puede que no sea lo que quiere escuchar, lo sé, pero debe hacer algunos cambios en su vida. Porque es la única manera de salir de un pozo que parece cada vez más profundo cada mes.

Primero, piense en el tiempo que tardó en llegar al punto en que se encuentra ahora, y luego se dará cuenta que le va a llevar tiempo salir de esto. Requerirá esfuerzo, perseverancia, paciencia y motivación.

Entonces, ¿qué puede hacer para comenzar el camino para estar libre de deudas? Un presupuesto. Ahora, si ya tiene uno, asegúrese de actualizarlo para incluir todas sus deudas y los pagos mensuales actuales.

Y si nunca ha usado uno, ahora es el momento para comenzar. Si necesita ayuda, puede buscar en línea o descargar la hoja de cálculo de presupuestos en la sección "Qué hacer ahora" cuando termine el video.

¿Por qué crear un presupuesto?
Bueno, un buen presupuesto le ayudará a ver dónde van sus gastos cada mes.
Y eso significa todo: desde la hipoteca o la renta, hasta tarjetas de crédito, préstamos para autos, facturas de electricidad e incluso pequeñas cosas que compra diariamente.

Va a requerir un poco de tiempo y esfuerzo, pero créame, a la larga valdrá la pena. De verdad.

Cuando su presupuesto esté listo, tendrá una mejor idea de lo que ingresa, lo que gasta y lo que realmente puede permitirse cada mes. Sabiendo eso, podrá hacer un plan. Comience por echar un vistazo al tipo de deuda que tiene, y concéntrese en sus préstamos garantizados.

Por lo general, tienen montos fijos de pago, son para cosas como su préstamo de auto o hipoteca. No es que sean más importantes, pero si no hace los pagos, podría terminar perdiendo la garantía del préstamo. Luego, haga frente a sus deudas no garantizadas, como tarjetas de crédito y préstamos escolares.

Comience por ordenarlos según la tasa de interés más alta hasta la más baja, y continúe pagando al menos el pago mensual mínimo de todos.

Pero, si puede, pague más del mínimo, comenzando con los préstamos con las tasas de interés más altas, por supuesto. Y si tiene problemas hasta para hacer los pagos mensuales mínimos, siempre puede llamar a sus acreedores y hacerles saber que tiene problemas.

Aunque esto puede parecer intimidante, hay personas al otro lado del teléfono que pueden ayudarle a crear un plan.

Y piénselo detenidamente, a ellos les conviene que usted pague sus cuentas, ¿no? Otra opción a tener en cuenta es un préstamo de consolidación de deudas.

Este puede ayudarle acumulando todas sus deudas no garantizadas en una sola, pero solo le servirá si ahorra intereses y le ayuda a evitar agregar más a su deuda.

Esta es la parte donde nos volvemos severos para su bien. Sí. Ahora es el momento de no aumentar su deuda. No hay una solución mágica.

Es la mejor manera de reducir lo que debe, y si quiere hacerlo bien, tendrá que hacer algunas concesiones en su vida, lo que puede significar dejar de gastar en cosas de las que puede prescindir.

¿Compra almuerzo todos los días? A $7 por día, 50 semanas al año, ese hábito le cuesta la friolera de $1750 al año. Sí, ¿por qué no hacer el esfuerzo de hacer lo en su lugar, ¿y qué pasa con el café de la mañana? Si lo hace en casa y puede ahorrar más de $ 700 al año.

Sólo piense dónde puede recortar lo innecesario de su presupuesto y haga cambios en su vida. Use el transporte público para ir al trabajo, use cupones cuando compre, no compre el último y mejor dispositivo cuando lo que tiene funciona bien.

Otra forma de dejar de aumentar su deuda es usar esta regla práctica, que me encanta: si no puede pagarlo, no puede tenerlo. Eso le ayudará a evitar comprar cosas que terminará pagando en el futuro.

Finalmente, sea creativo. Algunos vivimos más allá de nuestras posibilidades, así que decida de qué puede prescindir y recibir algo de dinero a cambio. Ya sea que lleve la ropa que no usa a una tienda de segunda mano, haga una venta de garaje o venda algo por Internet, hay muchas maneras de ganar dinero extra.

O, si tiene un poco de tiempo libre, ¿por qué no trabajar horas extra u obtener un trabajo a tiempo parcial? Y, piense bien en qué gastar la devolución de impuestos, que según CNBC en promedio es alrededor de $3000, antes de irse de vacaciones o comprar algo que no necesita.

Lo que debería hacer con ese dinero es usarlo para pagar su deuda. No hay excusas. Estar endeudado puede hacerle sentir aislado, y quizás desilusionado, pero si hay algo que debe recordar es que no está solo, y hay personas a las que puede acudir en busca de ayuda.

Así que, si se encuentra en un lugar del que no puede salir por su cuenta, consulte con una agencia acreditada de asesoría de crédito al consumidor, una que sea miembro de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio.

Así, ahora que ha dado el primer paso para salir de las deudas, simplemente reconozca que necesita tomar medidas para comenzar por el camino correcto. Y si sigue estos pasos, poco a poco irá disminuyendo lo que debe.

Pasos para ayudarle a salir de las deudas

La mayoría de nosotros tenemos algún tipo de deuda. Quizás un préstamo para un auto, una hipoteca o incluso préstamos escolares. No todas las deudas son malas, pero a veces se tienen más deudas de las que uno puede permitirse. Sin duda, ¡tener tanta deuda no es ideal! Porque no sólo significa que debe dinero que no tiene, también puede agregar una gran cantidad de estrés y ansiedad a su vida que no desea y que no necesita. Nadie lo necesita.

¿Qué hacer? Bueno, puede que no sea lo que quiere escuchar, lo sé, pero debe hacer algunos cambios en su vida. Porque es la única manera de salir de un pozo que parece cada vez más profundo cada mes.

Primero, piense en el tiempo que tardó en llegar al punto en que se encuentra ahora, y luego se dará cuenta que le va a llevar tiempo salir de esto. Requerirá esfuerzo, perseverancia, paciencia y motivación.

Entonces, ¿qué puede hacer para comenzar el camino para estar libre de deudas? Un presupuesto. Ahora, si ya tiene uno, asegúrese de actualizarlo para incluir todas sus deudas y los pagos mensuales actuales.

Y si nunca ha usado uno, ahora es el momento para comenzar. Si necesita ayuda, puede buscar en línea o descargar la hoja de cálculo de presupuestos en la sección "Qué hacer ahora" cuando termine el video.

¿Por qué crear un presupuesto?
Bueno, un buen presupuesto le ayudará a ver dónde van sus gastos cada mes.
Y eso significa todo: desde la hipoteca o la renta, hasta tarjetas de crédito, préstamos para autos, facturas de electricidad e incluso pequeñas cosas que compra diariamente.

Va a requerir un poco de tiempo y esfuerzo, pero créame, a la larga valdrá la pena. De verdad.

Cuando su presupuesto esté listo, tendrá una mejor idea de lo que ingresa, lo que gasta y lo que realmente puede permitirse cada mes. Sabiendo eso, podrá hacer un plan. Comience por echar un vistazo al tipo de deuda que tiene, y concéntrese en sus préstamos garantizados.

Por lo general, tienen montos fijos de pago, son para cosas como su préstamo de auto o hipoteca. No es que sean más importantes, pero si no hace los pagos, podría terminar perdiendo la garantía del préstamo. Luego, haga frente a sus deudas no garantizadas, como tarjetas de crédito y préstamos escolares.

Comience por ordenarlos según la tasa de interés más alta hasta la más baja, y continúe pagando al menos el pago mensual mínimo de todos.

Pero, si puede, pague más del mínimo, comenzando con los préstamos con las tasas de interés más altas, por supuesto. Y si tiene problemas hasta para hacer los pagos mensuales mínimos, siempre puede llamar a sus acreedores y hacerles saber que tiene problemas.

Aunque esto puede parecer intimidante, hay personas al otro lado del teléfono que pueden ayudarle a crear un plan.

Y piénselo detenidamente, a ellos les conviene que usted pague sus cuentas, ¿no? Otra opción a tener en cuenta es un préstamo de consolidación de deudas.

Este puede ayudarle acumulando todas sus deudas no garantizadas en una sola, pero solo le servirá si ahorra intereses y le ayuda a evitar agregar más a su deuda.

Esta es la parte donde nos volvemos severos para su bien. Sí. Ahora es el momento de no aumentar su deuda. No hay una solución mágica.

Es la mejor manera de reducir lo que debe, y si quiere hacerlo bien, tendrá que hacer algunas concesiones en su vida, lo que puede significar dejar de gastar en cosas de las que puede prescindir.

¿Compra almuerzo todos los días? A $7 por día, 50 semanas al año, ese hábito le cuesta la friolera de $1750 al año. Sí, ¿por qué no hacer el esfuerzo de hacer lo en su lugar, ¿y qué pasa con el café de la mañana? Si lo hace en casa y puede ahorrar más de $ 700 al año.

Sólo piense dónde puede recortar lo innecesario de su presupuesto y haga cambios en su vida. Use el transporte público para ir al trabajo, use cupones cuando compre, no compre el último y mejor dispositivo cuando lo que tiene funciona bien.

Otra forma de dejar de aumentar su deuda es usar esta regla práctica, que me encanta: si no puede pagarlo, no puede tenerlo. Eso le ayudará a evitar comprar cosas que terminará pagando en el futuro.

Finalmente, sea creativo. Algunos vivimos más allá de nuestras posibilidades, así que decida de qué puede prescindir y recibir algo de dinero a cambio. Ya sea que lleve la ropa que no usa a una tienda de segunda mano, haga una venta de garaje o venda algo por Internet, hay muchas maneras de ganar dinero extra.

O, si tiene un poco de tiempo libre, ¿por qué no trabajar horas extra u obtener un trabajo a tiempo parcial? Y, piense bien en qué gastar la devolución de impuestos, que según CNBC en promedio es alrededor de $3000, antes de irse de vacaciones o comprar algo que no necesita.

Lo que debería hacer con ese dinero es usarlo para pagar su deuda. No hay excusas. Estar endeudado puede hacerle sentir aislado, y quizás desilusionado, pero si hay algo que debe recordar es que no está solo, y hay personas a las que puede acudir en busca de ayuda.

Así que, si se encuentra en un lugar del que no puede salir por su cuenta, consulte con una agencia acreditada de asesoría de crédito al consumidor, una que sea miembro de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio.

Así, ahora que ha dado el primer paso para salir de las deudas, simplemente reconozca que necesita tomar medidas para comenzar por el camino correcto. Y si sigue estos pasos, poco a poco irá disminuyendo lo que debe.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita