Cómo tratar con los hijos adultos que viven en casa

Solo porque ya crecieron no significa que ya dejaron el nido. Aquí está cómo manejarlo desde el punto de vista financiero.

Si usted tiene a un hijo adulto viviendo en casa, no está solo. Cerca de 33 por ciento de jóvenes adultos de edades entre 18 y 34 viven con sus padres, de acuerdo a un estudio realizado por el Pew Research Center en 2015. Es un fenómeno que data desde la crisis financiera, pero a pesar de la recuperación y un mercado laboral más fuerte, menos adultos jóvenes viven ahora de manera independiente que cuando durante el punto más alto de la Gran recesión, reporta el Pew.

Algunas de las razones son sociales: los jóvenes adultos se casan más tarde, y los padres tal vez animan más a sus hijos a vivir en casa que los de la generación pasada. La economía también juega un papel: la gente joven generalmente tienen índices de desempleo más altos y ganan sueldos más bajos. Además, cerca de dos terceras partes de los graduados de universidad tienen una deuda significativa de préstamos para estudiantes, con un saldo promedio de más de $27,000, según el College Board.

No es de sorprender que la Reserva Federal menciona que esta pesada carga de deuda universitaria  aumenta el número de jóvenes adultos que viven en casa. Además, el día de hoy la gente joven enfrenta un ambiente de préstamos más conservador que el de antes de la crisis económica, lo cual hace más difícil que califiquen para préstamos.

Para los padres, el tener hijos mayores en casa puede crear lazos familiares más sólidos, pero es importante estar consciente de los costos. Más de una cuarta parte de los padres afirman que son la fuente principal de apoyo de sus hijos adultos, de acuerdo con el Pew.

Ya sea que su hijo sea parte de la generación bumerán; de los que regresan a casa después de graduarse de la universidad o están terminando una temporada en el ejército, o de los que nunca se fueron, aquí está cómo puede cuidar sus finanzas a la vez que ayuda a su hijo a prepararse para el futuro.

Fomente buenos hábitos con el dinero

Cerca del 70 por ciento de los padres gastan por lo menos $1,000 al año en sus hijos adultos, y el 30 por ciento gastan $5,000 o más, de acuerdo a la encuesta “Americans and Their Money” de 2014 de la revista Money. Si usted desembolsa un considerable apoyo financiero, tome el tiempo para educar a su hijo sobre cómo hacer un presupuesto y sobre el ahorro.

Ayudar a su hijo a entender la importancia de crear un presupuesto puede darle una ventaja, especialmente cuando solo el 39 por ciento de los adultos en los Estados Unidos establecen y mantienen presupuestos, de acuerdo con un estudio de Experian de 2014. Considere darle una suma fija o una mesada, por ejemplo, y ayúdele a seguir la pista de adónde va su dinero.

Pase lo que pase, su hijo no debe contraer nuevas deudas mientras viva en casa y deberá enfocarse en pagar totalmente la deuda existente. Por ejemplo, ¿necesita pagar los préstamos para estudiantes? ¿Tiene deudas de tarjeta de crédito? Hable con su hijo acerca de cuáles gastos son necesarios y cuáles pueden recortarse o incluso eliminarse.

Una vez que domine el hacer un presupuesto, ayúdele a desarrollar hábitos de dinero más avanzados como comparar el pagar pronto los préstamos de estudiantes o ahorrar dinero para el futuro.

Haga una cita para usted y su hijo para hablar sobre opciones con un especialista bancario de Bank of America.

Establezca reglas para vivir en casa

Mientras su hijo viva con usted, asegúrese de que conoce las reglas básicas. Por ejemplo, ponga en claro si usted espera que pague una parte del alquiler, de los servicios públicos, comida o la gasolina para el auto. Hablen acerca de los gastos de los que usted se hará cargo y platiquen acerca de las expectativas que usted tiene para su joven adulto que vive en casa, incluyendo cómo puede ayudar con las labores domésticas.

Hablen acerca de planes profesionales

Hable con su hijo acerca de metas profesionales. Si su hijo no tiene trabajo, ¿cuáles son sus planes para conseguir uno? Entérese de cuánto tiempo planea su hijo vivir con usted y asegúrese de que ese plazo funcione para usted.

Anime a su hijo a trabajar para lograr metas profesionales, y hablen respecto a la oportunidad de vivir en casa para hacer pasantías o trabajar a tiempo parcial. Ayúdele a entender lo importante que es esto para que los posibles futuros empleadores vean el progreso hacia sus metas profesionales.

No descuide la planificación de su jubilación

Cuide de no poner en peligro sus finanzas y su jubilación mientras ayuda a su hijo. Pagar los préstamos estudiantiles o la cuenta de teléfono de su hijo puede ser una tentación, pero hágalo solo si eso no repercute de manera negativa en sus propios planes.

Recuerde que si ahora hace grandes sacrificios por su hijo, usted podría enfrentarse a sus propios retos financieros durante la jubilación.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita