Ir al contenido principal

El verdadero costo de un auto

El costo de un auto no termina cuando lo saca de la agencia. Conozca cuál es el verdadero costo de ser propietario de un auto antes de comprarlo.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

[Visual de título: El costo real de un automóvil]

A la hora de comprar un automóvil, hay muchas decisiones importantes que tomar: ¿necesita un camión para la granja o un vehículo chico para la ciudad? ¿Le importa la gasolina por milla?

[Visual de un ciclo de diferentes estilos de trabajos de pintura]

¿De qué color lo quiere?

Después de decidir qué auto desea, determinar cuánto puede pagar en realidad puede parecer un poco complicado.

[Visual de una tabla | Gastos recurrentes: Pago mensual/financiación, Gasolina, Seguro, Mantenimiento general, Registro e inspección; Gastos inesperados: Reparaciones importantes, Aumento de la prima del seguro, Aumento del precio de la gasolina; Gastos únicos: Automóvil, Cargos, Impuesto sobre las ventas, Cargo de documentación, Destino, Depósito inicial]

Los pagos mensuales por su auto pueden estar al alcance, pero también debe tener en cuenta que tendrá otros costos, como pagos de seguro, cargos de registro y gastos impredecibles como un aumento repentino del precio de la gasolina o la necesidad de realizar reparaciones mayores.

Por eso, antes de comenzar a comparar precios de automóviles, es posible que quiera observar algunos de estos costos para que no le tomen por sorpresa.

Primero, calculemos su presupuesto. En promedio, la gente gasta entre el catorce y el dieciséis por ciento de su ingreso anual, antes de la deducción de impuestos, en su presupuesto de transporte. Esa es una cifra que incluye todos los gastos de tener un automóvil; no sólo los pagos por él, sino también gasolina, seguro, mantenimiento, reparaciones

[Visual de super: Registro, Inspección, Impuestos, Multas]

y todo lo demás.

Para nuestro ejemplo, usaremos esto como guía y veamos cómo podría aplicarse a un ingreso anual de cuarenta y dos mil dólares.

Para calcular su presupuesto, tomaremos el dieciséis por ciento de cuarenta y dos mil dólares. Eso da como resultado seis mil setecientos veinte dólares al año para gastar en su automóvil, o quinientos sesenta dólares por mes.

Veamos los costos relacionados con un nuevo sedán subcompacto básico que tiene un precio publicado de aproximadamente dieciséis mil cuatrocientos cincuenta dólares.

Ahora bien, para cualquier vehículo hay varios detalles adicionales que puede adquirir, como radio satelital o techo corredizo, los cuales pueden subir el precio. Pero olvidemos los accesorios extra y pensemos en un modelo básico.

Cuando compre un automóvil nuevo, tenga en cuenta que a menudo surgen cargos adicionales que se suman a la cantidad que paga por el automóvil.

[Visual de super: Precio inicial: $15,000; Cargo de documentación: $400; Cargo de destino: $920; Total: $16,320]

Es posible que haya costos por cosas como cargos de destino y documentación por llevar el automóvil del fabricante al concesionario.

[Visual de super: Registro: $200; Impuesto sobre las ventas (6%): $950; Total: $17,470]

También se pueden incluir cargos de registro y podría ahorrar un viaje al Departamento de Vehículos Automotores.

Encontrará que algunos de estos cargos, como el registro, no son negociables, ya que los exige el estado, pero algunos cargos, como los de documentación y el precio básico del automóvil, pueden ser flexibles y abiertos a negociación según dónde realice la compra.

Digamos que después de negociar el precio del automóvil y los cargos, y de agregar los impuestos locales, usted paga dieciséis mil setecientos cincuenta dólares en total.

Y en este caso, financiará la totalidad del automóvil. Eso significa que no realizará ningún depósito inicial ni entregará otro automóvil a cambio.

[Visual de super: Calculadora para estimar el pago]

Si obtiene un préstamo a seis años a una tasa de interés del tres punto cinco por ciento, viendo la calculadora en línea, su pago mensual será de unos doscientos sesenta dólares.

Pero la financiación tiene su costo. En este caso, terminará pagando cerca de mil ochocientos cuarenta y cinco dólares de interés sobre los dieciséis mil setecientos cincuenta dólares de capital durante el curso de su préstamo. Si tiene el dinero en efectivo, puede considerar comprar el automóvil completamente. O si tiene algunos miles para gastar en un depósito inicial, podría reducir su pago mensual y ahorrar intereses con el tiempo.

Pero, para este ejemplo, supongamos que no lo hace y que debe efectuar un pago por el automóvil de doscientos sesenta dólares.

Luego, hay que contar la gasolina.

Digamos que este automóvil rinde treinta y dos millas por galón. Y, en promedio, usted conduce cerca de mil doscientas cincuenta millas por mes. Mil doscientas cincuenta millas divididas por treinta y dos millas por galón nos da cerca de treinta y nueve galones de gasolina por mes. Si la gasolina cuesta cerca de cuatro dólares por galón, treinta y nueve por cuatro, nos da cerca de ciento cincuenta y seis dólares al mes en gasolina.

[Visual de super: Seguro]

También está el seguro del vehículo. Los precios de los seguros se basan en muchos factores que incluyen el lugar donde vive, su expediente de manejo, el tipo de automóvil que conduce e incluso su trabajo. Si calcula esto usted mismo, tal vez quiera utilizar una calculadora de seguros, ya que las tasas pueden variar mucho. Supongamos que utiliza una calculadora de seguros, ingresa su información y observa que obtendrá una tasa de cien dólares por mes aproximadamente.

Así que si sumamos el pago mensual de nuestro automóvil de doscientos sesenta dólares y un gasto de gasolina calculado en ciento cincuenta y seis dólares más los cien dólares del seguro, tenemos un total de cerca de quinientos dieciséis dólares por mes.

Ahora veamos gastos periódicos que puede tener, como el mantenimiento regular. En términos generales, cada siete mil quinientas millas aproximadamente, se recomienda rotar los neumáticos y cambiar el aceite. Si conduce mil doscientas cincuenta millas al mes, es igual a quince mil millas por año. Divida eso por siete mil quinientas millas, y parece que podría necesitar hacer esto dos veces al año. Y digamos que tiene un costo de ochenta dólares aproximadamente cada vez por un total de ciento sesenta dólares al año, aunque algunos automóviles nuevos vienen con un acuerdo de servicio que cubre algunos de estos gastos de mantenimiento básico los primeros años.

Ir a un taller para mantenimiento periódico puede ser un fastidio y podría preguntarse si vale la pena. Omitir el mantenimiento de neumáticos y los cambios de aceite puede implicar gasto a largo plazo. Un juego de neumáticos puede durar más si se cuida debidamente. Y un juego nuevo puede costarle alrededor de seiscientos dólares.

Si no cambia el aceite, se desgastará el motor con el tiempo y reemplazarlo podría costarle miles de dólares. Esos ciento sesenta dólares al año a la larga pueden valer la pena.

Durante los primeros años, con un nuevo automóvil, es posible que no deba hacer más mantenimiento. Si lo necesita, podría estar cubierto por la garantía.

También deberá registrar de nuevo su automóvil y probablemente solicitar una inspección periódica. Según el estado donde viva, esto puede ser una vez al año o cada algunos años y puede costarle entre cuarenta y cinco y trescientos dólares o más. Digamos que el registro y la inspección le costarán cerca de doscientos dólares cada dos años, o cien dólares por año.

Si sumamos ciento sesenta dólares para el mantenimiento y otros cien dólares para el registro y la inspección, nos da doscientos sesenta dólares al año.

Si lo dividimos por doce meses, obtenemos cerca de veintidós dólares por mes.

[mostrar cálculo: 260/12=21.67]

Y si tomamos nuestros gastos mensuales anteriores, que eran de quinientos dieciséis dólares, y sumamos veintidós dólares, obtenemos quinientos treinta y ocho dólares.

Luego, al ver nuestro presupuesto original de quinientos sesenta dólares, si le restamos quinientos treinta y ocho dólares de nuestros gastos mensuales, nos da veintidós dólares.

Entonces, después de calcular algunos de los gastos de tener un automóvil, vemos que este automóvil podría estar dentro de su presupuesto.

Ahora puede estar pensando en esos veintidós dólares al mes adicionales, es decir, doscientos sesenta y cuatro dólares al año. ¿Y si invertimos en accesorios?

Pero tener algo de dinero adicional en su presupuesto para cubrir gastos inesperados es una buena idea. Le será útil si se produce un aumento repentino del precio de la gasolina, o si suben los costos de su seguro.

Y, una vez que vence la garantía, tendrá que pagar las reparaciones que puedan surgir, como el cambio de una luz delantera, un sensor de oxígeno o incluso algo más grande.

Por lo tanto, es una buena idea tener en cuenta estos gastos adicionales al calcular cuánto puede gastar. Si sólo los pagos del automóvil ajustan demasiado su presupuesto, es posible que el automóvil no esté a su alcance.

[Visual de un presupuesto de gráfico circular, que incluye un automóvil, gastos médicos, educación, honorarios legales, ahorros, boletos de cine y una casa]

Y si un automóvil nuevo es demasiado para su presupuesto, podría considerar comprar uno usado, lo que veremos en otro video.

[Visual del título de un video de Mejores Hábitos Financieros: “Cómo comparar el costo de un automóvil nuevo y uno usado”]

Better Money Habits®
creado por BANK OF AMERICA
le ofrece las herramientas para ayudarle a manejar sus finanzas

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma períodica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decision relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2017 Bank of America Corporation.

[Visual de título: El costo real de un automóvil]

A la hora de comprar un automóvil, hay muchas decisiones importantes que tomar: ¿necesita un camión para la granja o un vehículo chico para la ciudad? ¿Le importa la gasolina por milla?

[Visual de un ciclo de diferentes estilos de trabajos de pintura]

¿De qué color lo quiere?

Después de decidir qué auto desea, determinar cuánto puede pagar en realidad puede parecer un poco complicado.

[Visual de una tabla | Gastos recurrentes: Pago mensual/financiación, Gasolina, Seguro, Mantenimiento general, Registro e inspección; Gastos inesperados: Reparaciones importantes, Aumento de la prima del seguro, Aumento del precio de la gasolina; Gastos únicos: Automóvil, Cargos, Impuesto sobre las ventas, Cargo de documentación, Destino, Depósito inicial]

Los pagos mensuales por su auto pueden estar al alcance, pero también debe tener en cuenta que tendrá otros costos, como pagos de seguro, cargos de registro y gastos impredecibles como un aumento repentino del precio de la gasolina o la necesidad de realizar reparaciones mayores.

Por eso, antes de comenzar a comparar precios de automóviles, es posible que quiera observar algunos de estos costos para que no le tomen por sorpresa.

Primero, calculemos su presupuesto. En promedio, la gente gasta entre el catorce y el dieciséis por ciento de su ingreso anual, antes de la deducción de impuestos, en su presupuesto de transporte. Esa es una cifra que incluye todos los gastos de tener un automóvil; no sólo los pagos por él, sino también gasolina, seguro, mantenimiento, reparaciones

[Visual de super: Registro, Inspección, Impuestos, Multas]

y todo lo demás.

Para nuestro ejemplo, usaremos esto como guía y veamos cómo podría aplicarse a un ingreso anual de cuarenta y dos mil dólares.

Para calcular su presupuesto, tomaremos el dieciséis por ciento de cuarenta y dos mil dólares. Eso da como resultado seis mil setecientos veinte dólares al año para gastar en su automóvil, o quinientos sesenta dólares por mes.

Veamos los costos relacionados con un nuevo sedán subcompacto básico que tiene un precio publicado de aproximadamente dieciséis mil cuatrocientos cincuenta dólares.

Ahora bien, para cualquier vehículo hay varios detalles adicionales que puede adquirir, como radio satelital o techo corredizo, los cuales pueden subir el precio. Pero olvidemos los accesorios extra y pensemos en un modelo básico.

Cuando compre un automóvil nuevo, tenga en cuenta que a menudo surgen cargos adicionales que se suman a la cantidad que paga por el automóvil.

[Visual de super: Precio inicial: $15,000; Cargo de documentación: $400; Cargo de destino: $920; Total: $16,320]

Es posible que haya costos por cosas como cargos de destino y documentación por llevar el automóvil del fabricante al concesionario.

[Visual de super: Registro: $200; Impuesto sobre las ventas (6%): $950; Total: $17,470]

También se pueden incluir cargos de registro y podría ahorrar un viaje al Departamento de Vehículos Automotores.

Encontrará que algunos de estos cargos, como el registro, no son negociables, ya que los exige el estado, pero algunos cargos, como los de documentación y el precio básico del automóvil, pueden ser flexibles y abiertos a negociación según dónde realice la compra.

Digamos que después de negociar el precio del automóvil y los cargos, y de agregar los impuestos locales, usted paga dieciséis mil setecientos cincuenta dólares en total.

Y en este caso, financiará la totalidad del automóvil. Eso significa que no realizará ningún depósito inicial ni entregará otro automóvil a cambio.

[Visual de super: Calculadora para estimar el pago]

Si obtiene un préstamo a seis años a una tasa de interés del tres punto cinco por ciento, viendo la calculadora en línea, su pago mensual será de unos doscientos sesenta dólares.

Pero la financiación tiene su costo. En este caso, terminará pagando cerca de mil ochocientos cuarenta y cinco dólares de interés sobre los dieciséis mil setecientos cincuenta dólares de capital durante el curso de su préstamo. Si tiene el dinero en efectivo, puede considerar comprar el automóvil completamente. O si tiene algunos miles para gastar en un depósito inicial, podría reducir su pago mensual y ahorrar intereses con el tiempo.

Pero, para este ejemplo, supongamos que no lo hace y que debe efectuar un pago por el automóvil de doscientos sesenta dólares.

Luego, hay que contar la gasolina.

Digamos que este automóvil rinde treinta y dos millas por galón. Y, en promedio, usted conduce cerca de mil doscientas cincuenta millas por mes. Mil doscientas cincuenta millas divididas por treinta y dos millas por galón nos da cerca de treinta y nueve galones de gasolina por mes. Si la gasolina cuesta cerca de cuatro dólares por galón, treinta y nueve por cuatro, nos da cerca de ciento cincuenta y seis dólares al mes en gasolina.

[Visual de super: Seguro]

También está el seguro del vehículo. Los precios de los seguros se basan en muchos factores que incluyen el lugar donde vive, su expediente de manejo, el tipo de automóvil que conduce e incluso su trabajo. Si calcula esto usted mismo, tal vez quiera utilizar una calculadora de seguros, ya que las tasas pueden variar mucho. Supongamos que utiliza una calculadora de seguros, ingresa su información y observa que obtendrá una tasa de cien dólares por mes aproximadamente.

Así que si sumamos el pago mensual de nuestro automóvil de doscientos sesenta dólares y un gasto de gasolina calculado en ciento cincuenta y seis dólares más los cien dólares del seguro, tenemos un total de cerca de quinientos dieciséis dólares por mes.

Ahora veamos gastos periódicos que puede tener, como el mantenimiento regular. En términos generales, cada siete mil quinientas millas aproximadamente, se recomienda rotar los neumáticos y cambiar el aceite. Si conduce mil doscientas cincuenta millas al mes, es igual a quince mil millas por año. Divida eso por siete mil quinientas millas, y parece que podría necesitar hacer esto dos veces al año. Y digamos que tiene un costo de ochenta dólares aproximadamente cada vez por un total de ciento sesenta dólares al año, aunque algunos automóviles nuevos vienen con un acuerdo de servicio que cubre algunos de estos gastos de mantenimiento básico los primeros años.

Ir a un taller para mantenimiento periódico puede ser un fastidio y podría preguntarse si vale la pena. Omitir el mantenimiento de neumáticos y los cambios de aceite puede implicar gasto a largo plazo. Un juego de neumáticos puede durar más si se cuida debidamente. Y un juego nuevo puede costarle alrededor de seiscientos dólares.

Si no cambia el aceite, se desgastará el motor con el tiempo y reemplazarlo podría costarle miles de dólares. Esos ciento sesenta dólares al año a la larga pueden valer la pena.

Durante los primeros años, con un nuevo automóvil, es posible que no deba hacer más mantenimiento. Si lo necesita, podría estar cubierto por la garantía.

También deberá registrar de nuevo su automóvil y probablemente solicitar una inspección periódica. Según el estado donde viva, esto puede ser una vez al año o cada algunos años y puede costarle entre cuarenta y cinco y trescientos dólares o más. Digamos que el registro y la inspección le costarán cerca de doscientos dólares cada dos años, o cien dólares por año.

Si sumamos ciento sesenta dólares para el mantenimiento y otros cien dólares para el registro y la inspección, nos da doscientos sesenta dólares al año.

Si lo dividimos por doce meses, obtenemos cerca de veintidós dólares por mes.

[mostrar cálculo: 260/12=21.67]

Y si tomamos nuestros gastos mensuales anteriores, que eran de quinientos dieciséis dólares, y sumamos veintidós dólares, obtenemos quinientos treinta y ocho dólares.

Luego, al ver nuestro presupuesto original de quinientos sesenta dólares, si le restamos quinientos treinta y ocho dólares de nuestros gastos mensuales, nos da veintidós dólares.

Entonces, después de calcular algunos de los gastos de tener un automóvil, vemos que este automóvil podría estar dentro de su presupuesto.

Ahora puede estar pensando en esos veintidós dólares al mes adicionales, es decir, doscientos sesenta y cuatro dólares al año. ¿Y si invertimos en accesorios?

Pero tener algo de dinero adicional en su presupuesto para cubrir gastos inesperados es una buena idea. Le será útil si se produce un aumento repentino del precio de la gasolina, o si suben los costos de su seguro.

Y, una vez que vence la garantía, tendrá que pagar las reparaciones que puedan surgir, como el cambio de una luz delantera, un sensor de oxígeno o incluso algo más grande.

Por lo tanto, es una buena idea tener en cuenta estos gastos adicionales al calcular cuánto puede gastar. Si sólo los pagos del automóvil ajustan demasiado su presupuesto, es posible que el automóvil no esté a su alcance.

[Visual de un presupuesto de gráfico circular, que incluye un automóvil, gastos médicos, educación, honorarios legales, ahorros, boletos de cine y una casa]

Y si un automóvil nuevo es demasiado para su presupuesto, podría considerar comprar uno usado, lo que veremos en otro video.

[Visual del título de un video de Mejores Hábitos Financieros: “Cómo comparar el costo de un automóvil nuevo y uno usado”]

Better Money Habits®
creado por BANK OF AMERICA
le ofrece las herramientas para ayudarle a manejar sus finanzas

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma períodica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decision relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2017 Bank of America Corporation.

A continuación

Contáctenos