Hipotecas con tasa fija vs. hipotecas con tasa ajustable

Las tasas de interés de las hipotecas con tasa fija y ajustable tienen sus propias ventajas, pero algunas de ellas podrían tener más sentido, dependiendo de su situación financiera. Conozca más sobre las diferencias entre ambas para que pueda decidir cuál opción de préstamo hipotecario es la mejor para usted.

Transcripción
Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

Cerrar transcripción

Hipotecas de tasa fija vs ajustable

Hipotecas de tasa fija versus hipotecas de tasa ajustable. No existe una hipoteca "que se adapte a todos." Y para obtener la mejor hipoteca para usted, es importante entender las diferencias entre ellas.

Para hacerlo más sencillo, solo nos enfocaremos en dos tipos distintos de hipotecas: la hipoteca de tasa fija y la hipoteca de tasa ajustable, o ARM.

Si bien hay muchos tipos de hipotecas diferentes dentro de esas categorías, determinar cuál de esos dos tipos se adapta mejor a sus necesidades es un buen punto de partida.

Una hipoteca de tasa fija es exactamente eso. Es una hipoteca que mantiene la misma tasa de interés durante la duración del préstamo, típicamente un plazo de 15 o 30 años.

Supongamos que solicita una hipoteca de tasa fija a 30 años con un pago mensual de $2000 dólares este año.

Entonces seguirá pagando esa misma cantidad de capital e intereses 10, 20 y 30 años después.  Básicamente, eso sería todo. Por otro lado, están las hipotecas de tasa ajustable, también llamadas hipotecas ARM.

Estas hipotecas tienen tasas de interés que cambian de acuerdo al mercado hipotecario; es decir, que su pago mensual puede subir o bajar. El tipo más popular de hipotecas ARM solicitado en la actualidad es una hipoteca ARM a término fijo, también llamada hipoteca híbrida de tasa de interés ajustable (o ARM híbrida).

Esta se basa en un plazo de 30 años y, por lo general, comienza con una tasa de interés inicial fija durante un período determinado, que por lo general varía entre 5, 7 y 10 años.

Por ejemplo, a una hipoteca con tasa ajustable de cinco años se le denominará hipoteca ARM 5/1 y su tasa de interés permanecerá igual durante los primeros cinco años. Debido a que el interés es el mismo durante cinco años, el pago mensual de capital e intereses también será el mismo durante ese período.

[Visual de una gráfica que muestra una tasa de interés fija durante los primeros 5 años, pero que cambia después de ese tiempo.]

Pero, después del quinto año, la tasa de interés puede cambiar cada año de los restantes 25 años de hipoteca. La tasa se modificará según los cambios en el mercado financiero, y eso significa que sus pagos mensuales cambiarán según la tasa de interés aplicable al momento del ajuste.

Por lo tanto, prepárese para efectuar pagos mensuales mayores si la tasa de interés sube. Entonces, ¿cuál de estos préstamos es mejor para usted? Hacerse algunas preguntas clave puede ser de gran ayuda para averiguar esto.

Primera pregunta: ¿desea saber siempre cuáles serán sus pagos de capital e intereses año tras año? Segunda pregunta: ¿planea permanecer en su vivienda durante un largo período de tiempo? Y tercera: ¿desea protegerse ante el aumento de las tasas de interés a futuro?

[Visual sobre Hipoteca de tasa fija:
1. ¿Pago predecible?
2. ¿Permanecer durante mucho tiempo?
3. ¿Tasas estables?]

Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es afirmativa, una hipoteca con tasa fija puede ofrecerle la estabilidad y la previsibilidad que necesita, especialmente si planea formar una familia o jubilarse en esta vivienda.

Y ahora, algunas preguntas para ver si una hipoteca ARM le ofrece lo que necesita. Primera: ¿es esta su primera vivienda o una en la que no planea permanecer durante mucho tiempo? Segunda: ¿cree que las tasas de interés pueden bajar en el futuro? Y tercera: ¿podrá pagar los pagos mensuales cuando se termine el período de tasa fija y la tasa se ajuste?

[Visual sobre Hipoteca de tasa ajustable:
1. ¿Duración de la estadía?
2. ¿La tasa de interés puede bajar?
3. ¿Nueva tasa accesible?]

Si la respuesta a alguna de esas preguntas es sí, es posible que una hipoteca ARM le proporcione más beneficios a corto plazo. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, la tasa de interés durante el término fijo del préstamo será más baja que la que obtendría con un préstamo de tasa fija.

En resumen, cuando se trata de comprar una vivienda, ya sea ahora o en el futuro, es importante conocer los pormenores de obtener la hipoteca adecuada. Además, debe tener sus finanzas en orden antes de comenzar.

Establezca un presupuesto. Investigue las tasas de interés. Haga cálculos con una calculadora de hipotecas en línea. Y no olvide ser honesto con usted mismo sobre cuánto puede pagar de manera cómoda por una casa.

Porque no solo está construyendo los cimientos de un hogar feliz; está asumiendo un compromiso financiero durante muchos años.

[Gráfico legal en pantalla:
Mejores Hábitos FinancierosTM
Creado por BANK OF AMERICA
BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2019 Bank of America Corporation.]

Hipotecas de tasa fija vs ajustable

Hipotecas de tasa fija versus hipotecas de tasa ajustable. No existe una hipoteca "que se adapte a todos." Y para obtener la mejor hipoteca para usted, es importante entender las diferencias entre ellas.

Para hacerlo más sencillo, solo nos enfocaremos en dos tipos distintos de hipotecas: la hipoteca de tasa fija y la hipoteca de tasa ajustable, o ARM.

Si bien hay muchos tipos de hipotecas diferentes dentro de esas categorías, determinar cuál de esos dos tipos se adapta mejor a sus necesidades es un buen punto de partida.

Una hipoteca de tasa fija es exactamente eso. Es una hipoteca que mantiene la misma tasa de interés durante la duración del préstamo, típicamente un plazo de 15 o 30 años.

Supongamos que solicita una hipoteca de tasa fija a 30 años con un pago mensual de $2000 dólares este año.

Entonces seguirá pagando esa misma cantidad de capital e intereses 10, 20 y 30 años después.  Básicamente, eso sería todo. Por otro lado, están las hipotecas de tasa ajustable, también llamadas hipotecas ARM.

Estas hipotecas tienen tasas de interés que cambian de acuerdo al mercado hipotecario; es decir, que su pago mensual puede subir o bajar. El tipo más popular de hipotecas ARM solicitado en la actualidad es una hipoteca ARM a término fijo, también llamada hipoteca híbrida de tasa de interés ajustable (o ARM híbrida).

Esta se basa en un plazo de 30 años y, por lo general, comienza con una tasa de interés inicial fija durante un período determinado, que por lo general varía entre 5, 7 y 10 años.

Por ejemplo, a una hipoteca con tasa ajustable de cinco años se le denominará hipoteca ARM 5/1 y su tasa de interés permanecerá igual durante los primeros cinco años. Debido a que el interés es el mismo durante cinco años, el pago mensual de capital e intereses también será el mismo durante ese período.

[Visual de una gráfica que muestra una tasa de interés fija durante los primeros 5 años, pero que cambia después de ese tiempo.]

Pero, después del quinto año, la tasa de interés puede cambiar cada año de los restantes 25 años de hipoteca. La tasa se modificará según los cambios en el mercado financiero, y eso significa que sus pagos mensuales cambiarán según la tasa de interés aplicable al momento del ajuste.

Por lo tanto, prepárese para efectuar pagos mensuales mayores si la tasa de interés sube. Entonces, ¿cuál de estos préstamos es mejor para usted? Hacerse algunas preguntas clave puede ser de gran ayuda para averiguar esto.

Primera pregunta: ¿desea saber siempre cuáles serán sus pagos de capital e intereses año tras año? Segunda pregunta: ¿planea permanecer en su vivienda durante un largo período de tiempo? Y tercera: ¿desea protegerse ante el aumento de las tasas de interés a futuro?

[Visual sobre Hipoteca de tasa fija:
1. ¿Pago predecible?
2. ¿Permanecer durante mucho tiempo?
3. ¿Tasas estables?]

Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es afirmativa, una hipoteca con tasa fija puede ofrecerle la estabilidad y la previsibilidad que necesita, especialmente si planea formar una familia o jubilarse en esta vivienda.

Y ahora, algunas preguntas para ver si una hipoteca ARM le ofrece lo que necesita. Primera: ¿es esta su primera vivienda o una en la que no planea permanecer durante mucho tiempo? Segunda: ¿cree que las tasas de interés pueden bajar en el futuro? Y tercera: ¿podrá pagar los pagos mensuales cuando se termine el período de tasa fija y la tasa se ajuste?

[Visual sobre Hipoteca de tasa ajustable:
1. ¿Duración de la estadía?
2. ¿La tasa de interés puede bajar?
3. ¿Nueva tasa accesible?]

Si la respuesta a alguna de esas preguntas es sí, es posible que una hipoteca ARM le proporcione más beneficios a corto plazo. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, la tasa de interés durante el término fijo del préstamo será más baja que la que obtendría con un préstamo de tasa fija.

En resumen, cuando se trata de comprar una vivienda, ya sea ahora o en el futuro, es importante conocer los pormenores de obtener la hipoteca adecuada. Además, debe tener sus finanzas en orden antes de comenzar.

Establezca un presupuesto. Investigue las tasas de interés. Haga cálculos con una calculadora de hipotecas en línea. Y no olvide ser honesto con usted mismo sobre cuánto puede pagar de manera cómoda por una casa.

Porque no solo está construyendo los cimientos de un hogar feliz; está asumiendo un compromiso financiero durante muchos años.

[Gráfico legal en pantalla:
Mejores Hábitos FinancierosTM
Creado por BANK OF AMERICA
BetterMoneyHabits.com

El material proporcionado en el presente sitio web es de carácter informativo únicamente y no constituye asesoramiento en materia de inversiones o finanzas. Bank of America y/o sus afiliados no asumen ninguna responsabilidad por cualquier perjuicio o pérdida que resulte de la confianza del usuario en dicho material. Tenga en cuenta que este no se actualiza de forma periódica, por lo que puede no corresponder con la realidad actual. Consulte con su asesor financiero antes de tomar una decisión relativa al manejo de sus inversiones y finanzas. © 2019 Bank of America Corporation.]

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a 10 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este

    800.763.6798 Lun. a vie. de 8 a. m. a 10 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este
  • Programe una cita