Ir al contenido principal

Seguridad de tarjetas de crédito: 8 consejos para ayudar a mantenerse seguro

No se trata solo de la protección, ser proactivo con la seguridad de su cuenta puede disminuir los problemas antes de que ocurran.

A menudo, salvaguardar sus tarjetas de crédito se reduce al sentido común. Estos consejos de seguridad de tarjetas de crédito ofrecen maneras sencillas que usted puede poner en práctica para ayudar a mantener seguras sus cuentas.

1

Ponga en práctica la protección de tarjetas de crédito desde el primer día

Firme inmediatamente el reverso de una tarjeta nueva. Esto le protege en caso de que su tarjeta caiga en manos de alguien más. Active las alertas de actividad sospechosa, y dedique unos minutos a crear su contraseña y su Número de Identificación Personal (PIN) de la cuenta.

Cuando esté eligiendo contraseñas para sus cuentas de tarjeta de crédito, recuerde crear una contraseña fuerte que sea única para cada cuenta, no use la misma contraseña para su cuenta bancaria y para los sitios web de tiendas, y aproveche la autenticación de factores múltiples si está disponible.

Si su cuenta también requiere un PIN, no elija un número que use para otras cosas o que sea personal, como la fecha de su cumpleaños o los dígitos de su número de Seguro Social.

2

Mantenga privado su número de cuenta

No permita que alguien vea su tarjeta cuando esté en lugares públicos. Sea selectivo cuando dé su número de cuenta por teléfono; ofrezca darlo solo cuando haya sido usted quien inició la llamada y esté hablando a un banco o con un comerciante de su confianza. Desconfíe de los mensajes que recibe por correo electrónico, por teléfono o en los medios sociales, que le piden proporcionar información personal o hacer clic en un enlace sospechoso.

Considere recibir electrónicamente sus estados de cuenta y hacer pagos en línea con el fin de eliminar su información privada del sistema postal. Antes de desecharlos, también es una buena idea triturar los documentos que incluyan información personal y privada.

3

Mantenga actualizada su información

Informe a su banco si se muda. De esa manera, sus estados de cuenta y demás información le llegarán a su nuevo domicilio y no terminarán en manos de alguien más.

Inscríbase para recibir alertas de sus instituciones financieras y asegúrese de revisar que les ha dado su número de teléfono y su correo electrónico actuales para que puedan comunicarse con usted rápidamente en caso de fraude o actividad sospechosa. Asegúrese de saber cómo su institución financiera le enviará las alertas. Es probable que usted pueda elegir si quiere que lo contacten por mensaje de texto, correo electrónico o llamada telefónica.

4

Sea cuidadoso con sus recibos

Si tiene un espacio adicional en su recibo, dibuje una línea sobre el mismo para que nadie pueda escribir ninguna cantidad adicional. También es buena idea comparar sus recibos con su cuenta para detectar rápidamente posibles transacciones fraudulentas. Por último, no solo tire a la basura los recibos viejos o duplicados, triture los que ya no necesite y archive el resto en un lugar seguro.

5

Proteja sus dispositivos y sus redes

Podría ser vulnerable si permite que su navegador guarde su número de tarjeta de crédito. Para evitarlo, considere desactivar la función de autocompletar en cada navegador que use.

Además, considere usar una billetera digital, un sistema de pago instalado en su smartphone que hace posible realizar transacciones electrónicas con sus tarjetas de crédito. Debido a que las billeteras digitales usan codificación, los token y autenticación, tienen el potencial de ser más seguras que llevar una tarjeta de crédito. Si usa una billetera digital, haga que su smartphone sea difícil de desbloquear al requerir un código de acceso y una huella digital, cuando sea posible, y descargue una app para ayudarle a encontrar su teléfono en caso de perderlo.

6

Protéjase en línea

Es probable que ya ponga en práctica medidas básicas de seguridad en línea y móvil, pero también considere estas medidas específicas para tarjetas de crédito:

  • Conozca a su comerciante. Cuando haga compras en línea, busque sitios que incluyan https: en su dirección web (la “s” quiere decir que está protegido, “secured”) y el ícono del candado verde. Asegúrese de que el URL incluya el nombre correcto de la compañía, en lugar de una versión parecida pero incorrecta; y, aunque sea un sitio seguro, comparta su información solo si sabe cómo se usará.
  • Ingrese la información en cada transacción. Nunca permita que su número de tarjeta de crédito quede guardado en un sitio de compra en línea.
  • Agregue un nivel de seguridad. Considere usar un sistema de pago en línea o un servicio de pago móvil como PayPal, Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay para mantener su número de tarjeta de crédito fuera del alcance de los comerciantes, así si el comerciante es hackeado, no podrá filtrar su número de cuenta.
  • Tenga cuidado con el wifi público. No haga compras ni realice transacciones financieras, incluyendo revisar sus cuentas, cuando use wifi público. Debido a que es una red pública, es fácil que cualquier persona vea su información.
7

Revise frecuentemente su cuenta

Revisar la actividad reciente de su cuenta es fundamental para la seguridad de tarjetas de crédito, y es fácil hacerlo. Lo puede hacer usando la app del banco, en línea o por teléfono. Además, la mayoría de los emisores de tarjetas le permiten establecer alertas, ya sea por correo electrónico o por texto, para informarle de actividad inusual. Si en el pasado usted ha sido víctima de fraude o de robo de identidad, considere inscribirse en un servicio de vigilancia de crédito. Conozca más sobre los servicios de protección y vigilancia contra fraude de Bank of America. (solo se ofrece en inglés).

8

Reporte inmediatamente tarjetas perdidas y sospechas de fraude

Si pierde su tarjeta de crédito o sospecha de actividad fraudulenta, comuníquese inmediatamente con su banco o emisor de su tarjeta de crédito. Ellos pueden bloquear la tarjeta y el número de cuenta para que nadie más pueda usarlos y darle una tarjeta y un número de cuenta nuevos.

De acuerdo con las leyes de EE. UU., una vez que usted notifique al emisor sobre la pérdida o el robo de su tarjeta, deberá pagar como máximo $50, y muchos emisores no lo cobran siempre y cuando usted les informe de inmediato. Recuerde: la velocidad es crucial. Conozca más sobre los servicios de protección contra el fraude y de monitoreo de Bank of America (solo se ofrece en inglés).

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material que se proporciona en este sitio web es solo con fines informativos y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento financiero, fiscal o de inversión. Bank of America y/o sus afiliadas, y Khan Academy no asumen ninguna responsabilidad por pérdidas o daños ocasionados como resultado de la confianza depositada en los materiales proporcionados. Tenga en cuenta que dicho material no se actualiza con regularidad y que por lo tanto alguna información podría no ser actual. Consulte a su profesional financiero y a su asesor fiscal personal al momento de tomar decisiones acerca de su situación financiera.

A continuación