Seguridad de tarjetas de crédito: 9 consejos para ayudar a mantenerse seguro

Conforme aumenta la preocupación por el fraude financiero, entender los fundamentos de la protección de tarjetas de crédito es más importante que nunca.

Los estadounidenses están utilizando tarjetas de crédito ahora más que nunca, lo que hace que el entender la seguridad de tarjetas de crédito sea una parte fundamental del uso de las mismas. Usted puede hacer muchas cosas para ayudar a proteger sus tarjetas de crédito, y la mayoría de ellas se reduce al sentido común. Lea estos consejos de seguridad de tarjetas de crédito y descubra maneras sencillas de salvaguardar sus tarjetas.

1

Ponga en práctica conceptos elementales de seguridad de tarjetas de crédito

Es importante firmar inmediatamente la tarjeta nueva cuando la reciba por correo postal. Esto le protege en caso de que su tarjeta caiga en manos de alguien más. También es importante no guardar su número de identificación personal (PIN) en el mismo lugar que su tarjeta, si le roban su tarjeta, no va a querer que el ladrón también tenga el número PIN.

2

Mantenga privado su número de cuenta

Los ladrones tienen varias maneras de echarle mano al número de su tarjeta de crédito. Para evitarlo:

  • Mantenga privada su tarjeta. No permita que alguien la vea cuando esté en lugares públicos.
  • No proporcione la información de su tarjeta por teléfono, a menos que haya sido usted quien inició la llamada y esté hablando a un banco o con un comerciante de su confianza
  • Nunca responda a un correo electrónico que le pida su número de cuenta o su información personal, aun si parece ser de su banco o de alguna organización o compañía de buena reputación
  • Considere recibir electrónicamente sus estados de cuenta y hacer pagos en línea con el fin de eliminar su información privada del sistema postal. Antes de desecharlos, también es una buena idea triturar los documentos que incluyan información personal y privada.
3

Mantenga actualizada su información

Informe a su banco si se muda; asegúrese de que sus estados de cuenta y demás información le lleguen a su nuevo domicilio, y que no terminen en manos de alguien más. Una buena idea es inscribirse a un servicio de alertas de fraude utilizando su número de teléfono celular. Asegúrese de revisar periódicamente que las instituciones financieras tengan en sus registros su número de teléfono y su correo electrónico correctos. Así, si algo sale mal, le pueden contactar rápidamente.

4

Sea cuidadoso con sus recibos

Si queda un espacio vacío adicional en su recibo, dibuje una línea sobre el mismo para que nadie pueda agregar cargos o cantidades adicionales. También es buena idea comparar sus recibos con sus estados de cuenta para asegurarse de que todo esté en orden. Por último, no solo tire a la basura los recibos viejos o duplicados, triture los que ya no necesite y archive el resto en un lugar seguro.

5

Proteja sus dispositivos y sus redes

Cuando de proteger su información digital se trata, hay varias prácticas que se recomiendan:

  • Asegúrese de que su computadora esté equipada con firewall (barrera de protección). Cambie la contraseña y mantenga la firewall activada.
  • Descargue e instale las actualizaciones de su sistema operativo, su software y su navegador cuando se le solicite. Estas actualizaciones tienden a incluir las funciones de seguridad más recientes.
  • Instale software de seguridad. Los dos tipos más comunes son los antivirus, que protegen su computadora de códigos maliciosos, y los antispyware, que impiden que otras personas monitoreen sus actividades. Aun si tiene software de seguridad, evite descargar programas o archivos de lugares desconocidos. Si usted es cliente de Bank of America, puede descargar gratuitamente el software Trusteer RapportTM de IBM (solo se ofrece en inglés).
6

Protéjase en línea

Las compras en línea son más populares que nunca, lo que significa que proteger su información en línea es cada vez más importante. Procure comprar en negocios establecidos que pueda contactar fácilmente si surge un problema. Busque sitios que incluyan https: en su dirección web, ya que la “s” quiere decir que está protegido. Aun cuando esté en un sitio protegido, no comparta su información a menos que deba hacerlo y que sepa cómo va a ser utilizada. Asegúrese de revisar las políticas de pago, reembolsos, devoluciones y envíos. Por último, guarde copias de los códigos de confirmación o recibos.

7

Mantenga en secreto su contraseña

Una buena contraseña es compleja y combina letras y números (mientras más larga, mejor). Evite usar detalles que sean fáciles de adivinar, como nombres o fechas de nacimiento de miembros de la familia, o información importante, como números de cuenta de banco o de Seguro Social. Cambie periódicamente las contraseñas y escoja una diferente para cada cuenta. No use la misma contraseña para su cuenta de banco y las tiendas en línea.

8

Revise frecuentemente su cuenta

Revisar la actividad reciente de su cuenta es fundamental para la seguridad de tarjetas de crédito, y es fácil. Lo puede hacer en línea o por teléfono. Si el emisor de su tarjeta de crédito ofrece alertas de actividad inusual, ya sea por correo electrónico o por texto, inscríbase para recibirlas. Si en el pasado usted ha sido víctima de fraude o de robo de identidad, considere inscribirse en un servicio de vigilancia de crédito. Conozca más sobre los servicios de protección y vigilancia contra fraude de Bank of America (solo se ofrece en inglés).

9

Reporte inmediatamente tarjetas perdidas y sospechas de fraude

Si pierde su tarjeta de crédito o sospecha de actividad fraudulenta, comuníquese inmediatamente con su banco o emisor de su tarjeta de crédito. El emisor de su tarjeta de crédito puede bloquear la tarjeta y el número de cuenta para que nadie más pueda usarlos, luego darle una tarjeta y un número de cuenta nuevos. Recuerde: la velocidad es crucial. De acuerdo con las leyes de EE. UU., una vez que usted notifique al emisor sobre la pérdida o el robo de su tarjeta, deberá pagar como máximo $50, y muchos emisores no lo cobran siempre y cuando usted les informe de inmediato.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita