Consejos para comprar una segunda casa

¿Ya es propietario de una casa y está pensando en comprar otra? Estos son los beneficios de comprar una casa para vacaciones o una segunda casa. Pero antes de tomar una decisión, haga lo siguiente:

1

Piense en sus metas

Quizás quiera una casa para vacaciones que pueda visitar los fines de semana, los días festivos o durante el verano. O tal vez quiera vivir en esa casa cuando se jubile, o dejársela a sus hijos. Ser propietario de una segunda casa puede ofrecer ventajas, como deducciones de impuestos, dependiendo de cómo la use. Pero una segunda casa para vacaciones es muy diferente a comprar una propiedad de inversión para generar ingresos. Esa diferencia puede afectar sus finanzas, incluyendo los impuestos que debe pagar sobre la propiedad y el tipo de cobertura de seguro que necesita.

2

Revise los números

Lo primero es lo primero: considere si tiene el pago inicial que necesita y si puede pagar cómodamente una segunda hipoteca. ¿Tiene ingresos estables y una reserva de dinero en efectivo? Piense en los gastos adicionales que implica tener una segunda casa, como impuestos sobre la propiedad, seguro, mantenimiento, reparaciones, muebles y cuotas por la administración de la propiedad. Las implicaciones fiscales de una segunda casa dependen en gran parte del tipo de propiedad que compre y cómo la use. Hable con un profesional en impuestos para saber cómo la compra de una segunda casa puede afectar sus impuestos, ya que podría calificar para deducciones de intereses sobre el préstamo hipotecario.

3

Conozca sus opciones de hipotecas

Es posible que consiga una tasa de interés más baja sobre su préstamo si hace un pago inicial grande, ya que pedirá prestado un porcentaje más pequeño del valor de la propiedad. (Esta es la proporción préstamo-valor). Los préstamos disponibles para casas para vacaciones tienden a ser más conservadores que aquellos para residencias principales, y es posible que necesite dar un pago inicial del 20 por ciento o más, especialmente si necesita un préstamo hipotecario de grandes cantidades. (Bank of America ofrece préstamos hipotecarios de grandes cantidades).

Generalmente, los prestamistas quieren que su deuda (incluyendo una posible nueva hipoteca) represente no más del 36 por ciento de sus ingresos mensuales antes de impuestos. Este porcentaje es su proporción deuda-ingreso (solo se ofrece en inglés).

Un funcionario de préstamos profesional puede ayudarle a conocer mejor los costos de la compra de una segunda casa y las opciones de préstamos disponibles. También se le puede precalificar o preaprobar para un préstamo antes de que comience a buscar propiedades.

Su prestamista verá su situación económica actual y la propiedad que quiere comprar, y le aconsejará sobre su elegibilidad para diferentes tipos de préstamos. Si usted es cliente de Bank of America, es posible que califique para una reducción de su cargo por apertura de crédito hipotecario según sus saldos que califiquen al momento de su solicitud.

Comprar una segunda casa puede ser complicado y tomar cierto tiempo, pero con previsión, preparación y un poco de ayuda de expertos, puede tomar una decisión informada y adecuada para su situación.

Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a 10:00 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este

    800.763.6798 Lun. a vie. de 8 a. m. a 10:00 p. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 6:30 p. m., horario del este
  • Programe una cita