Maneras de ahorrar en sus cuentas mensuales

Un solo día puede comenzar a afectar sus finanzas. Conozca maneras de ahorrar dinero en las cuentas mensuales del hogar.

Transcripción
Cerrar Descargo de responsabilidad

El material provisto en este sitio web tiene únicamente fines informativos y no pretende ser un asesoramiento financiero ni de inversión. Bank of America y/o sus afiliados y Khan Academy, no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño resultante de la confianza de alguien en la información del material provisto. Tenga en cuenta también que dicho material no se actualiza con regularidad y, por lo tanto, alguna información podría no estar al día. Consulte con su propio profesional financiero cuando tome decisiones con respecto a sus opciones financieras o de inversiones.

Cerrar transcripción

Encontrar maneras de ahorrar dinero puede ser más fácil de lo que piensa.

Al reservar unas cuantas horas, o una tarde de vez en cuando, para investigar un poco sobre algunos de sus gastos mensuales más grandes, es posible que se pueda ahorrar cientos, quizás miles de dólares al año.

Aquí tiene algunas ideas para comenzar a ahorrar en algunos de sus gastos más grandes: tales como televisión, celulares, servicios públicos y seguros.

A casi todos nos encanta la televisión, pero no es ningún secreto que los servicios de televisión por satélite o por cable pueden ser caros.

Pensar en cómo usa su televisión podría ser una manera de empezar a recortar los gastos.

Por ejemplo, puede pensar en cambiar a televisión por antena.

La tecnología ha avanzado mucho desde los días de las antenas antiguas, y también la calidad de imagen.

La FCC tiene un mapa interactivo con los canales que puede obtener en su código postal.

Visite https://www.fcc.gov/ para más información.

Al combinar la televisión de antena con el alquiler de películas, o con los servicios de transmisión en línea que tienen series y películas que puede ver todo el fin de semana, podría costarle un poco al inicio, pero podría ahorrarle cientos de dólares al cabo de un año.

Ahora, si opta por la TV por satélite o cable, compare y negocie.

Puede encontrar una opción más económica, o su proveedor actual puede estar dispuesto a reducir su pago mensual para mantenerle satisfecho.

Un par de llamadas podrían ahorrarle dinero cada mes.

Hablando de llamadas, es posible que quiera ver su plan de teléfono celular para ver si también puede reducir costos en eso.

Los planes de datos y mensajes de texto pueden ser caros, así que asegúrese que su plan refleje lo mucho o lo poco que usa el celular.

También puede hacer cambios en sus hábitos que podrían ayudarle a reducir costos.

Si usa un teléfono inteligente, hay aplicaciones que le permiten monitorear su uso de datos y configurar alarmas cuando se acerque a su límite mensual.

Al evitar descargas grandes fuera de casa, es posible que pueda reducir su plan.

Los planes de prepago también podrían ahorrarle dinero.

O podría considerar un plan familiar si tiene más de una persona en su hogar.
Sólo recuerde, preste atención a todos los detalles del plan cuando compare ofertas.

Finalmente, si usa el teléfono para su trabajo, consulte con su empleador para ver si ellos pueden cubrir los gastos de su teléfono celular.

O si trabaja por cuenta propia, es posible que pueda obtener una deducción fiscal por sus gastos de teléfono.

Ahora hablemos sobre la vivienda.
Quizás sea su gasto más grande.

Si alquila, es posible que pueda pedirle al propietario que le dé un mejor precio al momento de renovar.

Revise los precios actuales de apartamentos similares en su área para ver si es razonable renegociar.

La mayoría de los propietarios no quieren apartamentos vacíos así que, si ha sido un buen inquilino, pueden estar dispuestos a negociar con usted.

Hablando de gastos del hogar, la energía puede ser un gasto grande, y más si es propietario de la vivienda: 

Un termostato programable es una forma de ahorrar.
Son relativamente fáciles de instalar y pueden ayudarle a ahorrar bastante en su factura de calefacción y refrigeración, al subir y bajar la temperatura automáticamente cuando no esté en casa o cuando esté dormido.

Si lo desea, también puede obtener una auditoría energética de su hogar.
Su compañía de servicios públicos puede ofrecer auditorías energéticas gratuitas, dándole ideas sobre cómo ahorrar en su factura de energía, específicas para su hogar.

Puede comenzar a obtener más información y consejos adicionales de ahorro de energía en el sitio web de la Agencia de Protección del Medio Ambiente en EnergyStar.gov.

Otra cosa donde puede ahorrar más es en sus seguros.

Muchas personas combinan pólizas, como el seguro de propietario de vivienda y de auto, en una sola compañía.

Eso a menudo puede traer descuentos significativos.

También puede reducir algunos costos de seguro al hacer mejoras en su hogar, como instalar un sistema de seguridad.

Y si usa desde hace años la misma compañía de seguros quizás quiera comparar precios con otras compañías en lugar de renovar.

Esto puede ser especialmente útil con los seguros de salud si usted es responsable de comprar su propio seguro ya que los precios de estos planes cambian con frecuencia.

Hay muchos sitios web donde puede comparar planes y precios.

Pero preste atención a lo que el plan ofrece y los detalles, tales como las primas, los deducibles y los copagos.
La opción menos costosa puede terminar costándole más si no cubre lo que necesita.

Puede ser difícil comenzar, pero investigar y realizar un par de llamadas podrían hacer una gran diferencia en su presupuesto casi de inmediato.

Pasar una tarde investigando sus gastos mensuales puede no ser tan emocionante como, por ejemplo, pasar el día en la playa, pero trabajar en esto puede ayudarle a ahorrar cientos, tal vez miles de dólares cada año.

Es dinero que podría usar para unas vacaciones en la playa.

Encontrar maneras de ahorrar dinero puede ser más fácil de lo que piensa.

Al reservar unas cuantas horas, o una tarde de vez en cuando, para investigar un poco sobre algunos de sus gastos mensuales más grandes, es posible que se pueda ahorrar cientos, quizás miles de dólares al año.

Aquí tiene algunas ideas para comenzar a ahorrar en algunos de sus gastos más grandes: tales como televisión, celulares, servicios públicos y seguros.

A casi todos nos encanta la televisión, pero no es ningún secreto que los servicios de televisión por satélite o por cable pueden ser caros.

Pensar en cómo usa su televisión podría ser una manera de empezar a recortar los gastos.

Por ejemplo, puede pensar en cambiar a televisión por antena.

La tecnología ha avanzado mucho desde los días de las antenas antiguas, y también la calidad de imagen.

La FCC tiene un mapa interactivo con los canales que puede obtener en su código postal.

Visite https://www.fcc.gov/ para más información.

Al combinar la televisión de antena con el alquiler de películas, o con los servicios de transmisión en línea que tienen series y películas que puede ver todo el fin de semana, podría costarle un poco al inicio, pero podría ahorrarle cientos de dólares al cabo de un año.

Ahora, si opta por la TV por satélite o cable, compare y negocie.

Puede encontrar una opción más económica, o su proveedor actual puede estar dispuesto a reducir su pago mensual para mantenerle satisfecho.

Un par de llamadas podrían ahorrarle dinero cada mes.

Hablando de llamadas, es posible que quiera ver su plan de teléfono celular para ver si también puede reducir costos en eso.

Los planes de datos y mensajes de texto pueden ser caros, así que asegúrese que su plan refleje lo mucho o lo poco que usa el celular.

También puede hacer cambios en sus hábitos que podrían ayudarle a reducir costos.

Si usa un teléfono inteligente, hay aplicaciones que le permiten monitorear su uso de datos y configurar alarmas cuando se acerque a su límite mensual.

Al evitar descargas grandes fuera de casa, es posible que pueda reducir su plan.

Los planes de prepago también podrían ahorrarle dinero.

O podría considerar un plan familiar si tiene más de una persona en su hogar.
Sólo recuerde, preste atención a todos los detalles del plan cuando compare ofertas.

Finalmente, si usa el teléfono para su trabajo, consulte con su empleador para ver si ellos pueden cubrir los gastos de su teléfono celular.

O si trabaja por cuenta propia, es posible que pueda obtener una deducción fiscal por sus gastos de teléfono.

Ahora hablemos sobre la vivienda.
Quizás sea su gasto más grande.

Si alquila, es posible que pueda pedirle al propietario que le dé un mejor precio al momento de renovar.

Revise los precios actuales de apartamentos similares en su área para ver si es razonable renegociar.

La mayoría de los propietarios no quieren apartamentos vacíos así que, si ha sido un buen inquilino, pueden estar dispuestos a negociar con usted.

Hablando de gastos del hogar, la energía puede ser un gasto grande, y más si es propietario de la vivienda: 

Un termostato programable es una forma de ahorrar.
Son relativamente fáciles de instalar y pueden ayudarle a ahorrar bastante en su factura de calefacción y refrigeración, al subir y bajar la temperatura automáticamente cuando no esté en casa o cuando esté dormido.

Si lo desea, también puede obtener una auditoría energética de su hogar.
Su compañía de servicios públicos puede ofrecer auditorías energéticas gratuitas, dándole ideas sobre cómo ahorrar en su factura de energía, específicas para su hogar.

Puede comenzar a obtener más información y consejos adicionales de ahorro de energía en el sitio web de la Agencia de Protección del Medio Ambiente en EnergyStar.gov.

Otra cosa donde puede ahorrar más es en sus seguros.

Muchas personas combinan pólizas, como el seguro de propietario de vivienda y de auto, en una sola compañía.

Eso a menudo puede traer descuentos significativos.

También puede reducir algunos costos de seguro al hacer mejoras en su hogar, como instalar un sistema de seguridad.

Y si usa desde hace años la misma compañía de seguros quizás quiera comparar precios con otras compañías en lugar de renovar.

Esto puede ser especialmente útil con los seguros de salud si usted es responsable de comprar su propio seguro ya que los precios de estos planes cambian con frecuencia.

Hay muchos sitios web donde puede comparar planes y precios.

Pero preste atención a lo que el plan ofrece y los detalles, tales como las primas, los deducibles y los copagos.
La opción menos costosa puede terminar costándole más si no cubre lo que necesita.

Puede ser difícil comenzar, pero investigar y realizar un par de llamadas podrían hacer una gran diferencia en su presupuesto casi de inmediato.

Pasar una tarde investigando sus gastos mensuales puede no ser tan emocionante como, por ejemplo, pasar el día en la playa, pero trabajar en esto puede ayudarle a ahorrar cientos, tal vez miles de dólares cada año.

Es dinero que podría usar para unas vacaciones en la playa.

A continuación

Contáctenos

  • Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este

    866.736.2205 Lun. a vie. de 8 a. m. a las 12:00 a. m., horario del este
    Sab. de 8 a. m. a 8 p. m., horario del este, dom. de 9 a. m. a 8 p. m., horario del este
  • Programe una cita